Aldai y Orbegozo doblegan a Espinar y Agirre en la final del Master Laboral Kutxa

Aldai y Orbegozo doblegan a Espinar y Agirre en la trabajada final del Master Laboral Kutxa

21.12.2020 | 01:12
Orbegozo y Aldai, durante la entrega de las txapelas.

Aldai-Orbegozo22

Espinar-Agirre15

Duración: 56:30 minutos de juego.

Saques: 2 de Aldai (tantos 17 y 22) y 2 de Espinar (tantos 3 y 11).

Faltas de saque: 1 de Aldai.

Pelotazos: 430 pelotazos a buena.

Tantos en juego: 7 de Aldai, 3 de Orbegozo y 6 de Espinar.

Errores: 1 de Aldai, 5 de Orbegozo, 6 de Espinar y 5 de Agirre.

Marcador: 0-1, 1-4, 3-5, 4-5, 5-6, 6-8, 8-9, 9-9, 12-10, 13-11, 14-12, 20-13, 21-15 y 22-15.

Incidencias: Partido correspondiente a la final de Master Laboral Kutxa disputado en el frontón Municipal de Arrigorriaga. Encuentro a puerta cerrada. En el primer partido, Arrizabalaga-Infante ganaron a Ruiz de Infante y Mendizabal (11-18).

El Master Laboral Kutxa apareció como una emergencia, un oasis en un desierto de dudas. Fue un campeonato flexible surgido a partir de la incertidumbre de la situación actual de la sociedad y terminó siendo una cita de campanillas, repleta de partidos llenos de calidad y que culminó con una final a la altura en la que se coronaron Amaia Aldai y Oihana Orbegozo. Las campeonas de este novedoso torneo vencieron en el duelo por las txapelas a Patri Espinar y Naroa Agirre (22-15). Fue un encuentro peloteado y en el que apenas hubo momento para la relajación. Las guardaespaldas, a pesar de tener algunos errores, cubrieron muy bien la cancha y limitaron las ocasiones de las delanteras, dos pelotaris que no necesitan muy poco para acabar el tanto. En ese duelo, el trabajo y la solidez terminaron por decantar la victoria. Aldai se retrasó varios cuadros para ayudar a su compañera y los fallos de las azules en los momentos decisivos fueron una losa demasiado pesada.

Aldai, en una acción de juego.

Las restricciones de movilidad impidieron la disputa del Cuatro y Medio y la organización tuvo que buscar una solución inmediata. Quedarse sin jugar no era una opción para las pelotaris y así surgió el Master Laboral Kutxa. Fue un torneo creado en una situación crítica pero que los organizadores supieron transformar en una ocasión de oro. La pelota femenina no paró y se pudieron ver partidos de alto nivel.

Las cuatro pelotaris finalistas se ganaron su plaza en la final por méritos propios y en el arranque del último choque, Espinar y Agirre salieron con mucha fuerza para coger la primera ventaja importante del día (0-4). Las azules cargaron mucho el juego en Orbegozo, que sufrió a la hora de restar con la izquierda y Aldai apenas participó en el juego. Sin embargo, ese ímpetu de Espinar y Agirre disminuyó con el paso del partido y las coloradas se asentaron en la cancha. Se entró en una fase peloteada, llena de trabajo y en la que no hubo un tanto sencillo.

El marcador se abrazó en el 8-8 y el 9-9, pero ahí la resistencia azul empezó a fallar. Espinar, tocada de su mano derecha, no acertó a la hora de acabar los tantos y Agirre empezó a sufrir más ante el dominio de Orbegozo. La zaguera colorada disputó su primer torneo con la pelota mixta y demostró que puede jugar con cualquier material. En la final fue de menos a más y en los momentos más duros hizo mucho daño. Aunque el partido terminó por cambiar su rumbo cuando Aldai cogió el mando. La de Dima se sacrificó y empezó a jugar más alejada del frontis. En ese lugar encontró un escenario donde mandar y a partir de ahí las coloradas rompieron el choque para irse hasta el 22-15.

Tercer y cuarto puesto
 

Por otra parte, en el partido por el tercer y cuarto puesto, la pareja vizcaina compuesta por Olatz Arrizabalaga y Gentzane Aldai se impuso a Ruiz de Infante y Mendizabal por 11-18. El encuentro comenzó igualado, pero a partir del 7-7 las azules cogieron el mando del partido y se hicieron con el partido sin apuros.