Rompedor Rezusta

La pegada del zaguero de Bergara deslumbra ante Danel-Aretxabaleta en el frontón de Medrano y regala a Iñaki Artola un festín rematador

25.07.2020 | 00:17
Danel Elezkano trata de alcanzar un remate en el ancho. Foto: Borja Guerrero

Elezkano II-Aretxabaleta12

Artola-Rezusta22

Duración: 58:60 minutos de juego.

Saques: 2 de Artola (tantos 3 y 4).

Faltas de saque: Ninguna.

Pelotazos: 521 pelotazos a buena.

Tantos en juego: 5 de Elezkano II, 13 de Artola y 4 de Rezusta.

Errores: 2 de Elezkano II, 1 de Aretxabaleta, 4 de Artola y 3 de Rezusta.

Marcador: 0-1, 0-4, 2-4, 2-5, 5-5, 5-8, 6-8, 6-11, 8-11, 8-17, 10-18, 11-18, 11-21, 12-21 y 12-22.

Incidencias: Partido correspondiente a la quinta jornada de la liguilla de cuartos de final del Masters CaixaBank de la LEP.M disputado en el frontón Municipal de Medrano. Buena entrada. En el primer partido, Peña II-Erasun ganaron a Zabala-Ruiz (22-13).

Bilbao – Suma y sigue. El musculoso tándem que forman Iñaki Artola y Beñat Rezusta continúa sin perder pie en el Masters CaixaBank de pelota a mano profesional. Los guipuzcoanos se resarcieron de la derrota del pasado domingo en el Aritzbatalde de Zarautz con un triunfo imponente ante Danel Elezkano y Andoni Aretxabaleta, sometidos al látigo del zaguero de Bergara. El manista de Aspe estuvo imperial en el frontón de Medrano. La electricidad de su zurda destrozó al voluntarioso guardaespaldas de Markina-Xemein y sacó del tapete al puntillero de Zaratamo, que tuvo que buscarse las habichuelas en un escenario espinoso y totalmente desnivelado. Los vizcainos todavía no conocen el triunfo en la competición y el tiempo va pasando. Tienen que reaccionar.

No pudieron encontrar la senda del 22 en un atropello. Entre la poderosa y excepcional versión del bergararra y un Artola cerebral, el envite se transformó en un asedio a Aretxabaleta, quien aguantó lo que pudo y al que no se le puede achacar nada. El vizcaino lo dio todo, pero el huracán terminó por pasarle por encima. Iñaki evitó entrar en el cuerpo a cuerpo con Elezkano II, permitiendo de esa manera la carga de trabajo en los cuadros largos, pero en la segunda mitad se hinchó a rematar.

Los azules dominaron el marcador desde los primeros compases. Se vieron favorecidos con un 0-4 inicial, restañado por los colorados en un exceso de trabajo ofensivo de Elezkano II (5-5). Después, el leit-motiv colorado consistió en aguantar. Lo hicieron hasta el 8-11; después, Artola se pegó un festín y en un parpadeo se escaparon 8-17 y 12-22.

noticias de deia