san mateo

Altuna e Imaz apagan la mecha a tiempo

La pareja guipuzcoana consigue el pase a la final de San Mateo tras derrotar a Bengoetxea y Martija

09.02.2020 | 16:37
La pareja guipuzcoana consigue el pase a la final de San Mateo tras derrotar a Bengoetxea y Martija

La pareja guipuzcoana consigue el pase a la final de San Mateo tras derrotar a Bengoetxea y Martija

Duración: 1 hora y 22 minutos de juego.

Saques: Ninguno.

Faltas de saque: Ninguna.

Pelotazos: 670 pelotazos a buena.

Tantos en juego: 7 de Bengoetxea VI, 3 de Martija, 11 de Altuna III y 1 de Imaz.

Errores: 6 de Bengoetxea VI, 4 de Martija, 3 de Altuna III y 6 de Imaz.

Marcador: 3-1, 4-4, 4-5, 5-8, 5-9, 6-11, 9-12, 10-12, 10-13, 11-15, 12-15, 12-16, 13-17, 13-18, 14-20, 19-21, y 19-22.

Incidencias: Partido correspondiente al Grupo B del Torneo de San Mateo disputado en el frontón Adarraga de Logroño. Muy buena entrada. 1.450 espectadores. En el primer partido, Mendizabal III-Oier Etxebarria ganaron a Arretxe II-Iturriaga (11-18).

Bilbao - Con Oinatz Bengoetxea en la cancha dar el partido por ganado es una temeridad, solo el cartón 22 puede frenar el ímpetu del leitzarra. Es volcán en el inicio y explosión en el final. Esa pelea estuvo a punto de dar un susto a Jokin Altuna y a Ander Imaz. Los azules llevaron la iniciativa durante todo el encuentro y llegaron a colocarse a solo dos tantos de la victoria, pero la irrupción de Oinatz les pilló con el pie cambiado y estuvieron a punto de quedarse fuera de la final de San Mateo. Pero si el delantero de Leitza es fuego, Altuna también sabe ser hielo. El amezketarra demostró otra vez que a pesar de su edad hace tiempo que juega como un veterano. La estrechez del marcador no le nubló la vista y en el cara o cruz definitivo, después de verse contra las cuerdas, dio otro paso adelante para aguantar y llevarse el partido ante Bengoetxea y Julen Martija.

La pareja navarra entró en la cancha con mucha más fuerza. El delantero leitzarra se sintió fino en los primeros tantos y Martija supo gobernar en los cuadros largos ante Imaz. El zaguero de Oiartzun no tuvo uno de sus mejores días. No faltó en su cita con el trabajo y recorrió muchos kilómetros, pero se vio con problemas a la hora de encontrar el verde y sumó demasiados errores. Su adversario en la zaga supo encontrar muy bien los huecos y a pesar de no tener una de las pegadas más potentes del cuadro, gozó con la pelota y arrimó bastante, lo que complicó mucho las cosas a los colorados.

El primer cartón azul no subió hasta el 3-1, pero una vez sonado el despertador ya no hubo pausa. Altuna e Imaz se pusieron manos a la obra. Supieron endurecer el encuentro y evitar los remates de Bengoetxea, que aunque tuvo sus momentos de euforia también cometió varios errores a la hora de jugar sobre el alambre del riesgo. El amezketarra cogió las riendas del partido y empezó a sumar tantos a su botín. Los remates llegaron desde todos los ángulos y formas, pero fue su gancho lo que le sirvió para romper una y otra vez la defensa colorada.

La iniciativa del encuentro era claramente azul. Altuna estaba a gusto e Imaz consiguió solventar bien los envenenados pelotazos de Martija. Aunque no fue hasta el primer descanso cuando los guipuzcoanos consiguieron dar el golpe definitivo en la mesa y abrir una importante brecha en el electrónico. Tras volver a la cancha de las sillas, los azules salieron desatados y pusieron contra las cuerdas a Bengoetxea y Martija, la distancia creció hasta el 14-20 y la sensación de que el partido estaba a punto de vivir su sentencia era clara.

Sin embargo, todavía faltaba por entrar en juego el factor Oinatz. Bengoetxea no tiró la toalla a pesar de que el marcador le daba pistas para hacerlo. El leitzarra, ya sin nada que perder y con la final de San Mateo en el horizonte, empezó a jugar al todo o nada. Las cosas le salieron y la distancia se redujo hasta el 19-20. Fue un nuevo partido. Entonces, con los colorados en plena ascensión, Altuna e Imaz templaron los nervios y recuperaron las riendas del choque justo a tiempo.

DESAFÍO DEL VINO Por otra parte, el torneo de parejas toma hoy un descanso pero no así la actividad manista en San Mateo. A partir de las 18.00 horas se disputa el Desafío Bodegas Domus Dei. El festival tendrá su formato tradicional, con las empresas enfrentándose en todas las modalidades. En el primer encuentro, Beñat Urretabizkaia se enfrenta a Javier Zabala en toda la cancha. A continuación, Danel Elezkano y Ladis Galarza unirán fuerzas para enfrentarse a Iñaki Artola y Jon Mariezkurrena, que vuelve a vestirse de blanco tras su periodo de inactividad. Para terminar la cita, Darío Gómez y Jon Ander Peña buscarán la victoria en la jaula.

cartelera

noticias de deia