Final de interpueblos

Una final con mucho jugo

A pesar del favoritismo de Zeanuri, los responsables de los dos equipos aspirantes al cetro del Interpueblos BBK de mano ven el duelo de los juveniles como clave en la cita del viernes

09.02.2020 | 07:14
Los equipos de Zeanuri (azul) y Orozko (colorado), en el frontón de Zeanuri. Reportaje fotográfico: Borja Guerrero

Zeanuri - El favoritismo se enroscó al tobillo de Zeanuri desde los primeros compases del Torneo Interpueblos BBK de mano aficionada. Y fue "una losa", como reconoce Iñigo Atutxa, entrenador del combinado, que disputará la final de la añeja competición el viernes ante Orozko en el frontón de Zeanuri, a partir de las 18.30 horas. Les pasó factura. "Son claros favoritos al título", dice Iñigo Uriarte, delegado de Orozko, que echa más leña al fuego. Las miradas se pondrán azules en el frontón zeanuriztarra, donde los locales quieren ser profetas en su tierra. Se da por seguro un llenazo en las más de 500 localidades del escenario de la final y está previsto que dos autobuses de Orozko acudan para jalear a los suyos. Otro de los factores a lidiar será el ambiental, más aún en pelotaris en formación y muy jóvenes -el mayor del equipo de Orozko es Aingeru Olaguenaga (19 años) y el de Zeanuri, Mikel Beldarrain (28)-. A pesar de todos los cantos de sirena sobre lobos y pieles de cordero, los dos responsables son conscientes de que la cita estará abierta y gran parte del devenir de la final residirá en "el encuentro de los juveniles". Tendrá mucho jugo.

"Prácticamente, venimos a pasar un trámite. Creo que no tenemos casi ninguna posibilidad de ganar", determina la cabeza visible orozkoarra, quien confiesa que "el zaguero juvenil titular se ha ido de vacaciones a Madagascar. Así que hemos tenido que subir a Ioritz Arbaiza a juveniles. Después, el entrenador decidirá quién se vestirá de blanco en cadetes. Hasta el momento, han jugado Unai Latorre y Argider Iturbe, porque Enaitz Uriarte anduvo con mal de manos". En cualquier caso, Iturbe es consciente de que tienen "muy pocas opciones" en la categoría más joven. "Arbaiza está en un buen momento y los juveniles nos están sacando las castañas del fuego. Sin embargo, la balanza está al 60% a favor de los zeanuriztarras", desbroza el delegado, quien añade que "Olaguenaga y Beñat Barbara están en su primer año en sénior y se miden a una combinación más experimentada, pero si ganamos en juveniles puede pasar cualquier cosa". Con todo, los de Orozko consideran como "una buena noticia" llegar a la final del Interpueblos, que da lustre a una escuela con 90 integrantes -35 mujeres-.

Por otro lado, Iñigo Atutxa, responsable de los locales, afirma que "todo el mundo dice que somos favoritos, pero las finales hay que jugarlas. Son partidos diferentes. Tenemos bajas y la gente que está justa de manos. Siempre se nos pueden complicar las cosas". De este modo, analiza que "en juveniles puede pasar cualquier cosa". "Todo se puede enredar por el ambiente o por los nervios. De hecho, durante el campeonato nos ha venido mal la presión. En algunas eliminatorias nos ha costado mucho sacar el punto. Ha sido una losa. Es algo que hemos ido arrastrando. Luego hay que jugar y que todo salga bien", sostiene Atutxa. Incluso, el bloque arratiarra acusó problemas desde la eliminatoria ante Munitibar. "Combinamos el Interpueblos con el Berria y tuvimos que abandonar el segundo por las lesiones. Hemos andado con problemas físicos", argumenta.

Entre las mejores noticias del bloque de Zeanuri está el crecimiento de Danel Beitia, quien en principio "no iba a ser titular", pero "se ganó el puesto" y ha sido "el más regular". Además, en juveniles, Atutxa alineará a dos delanteros por la baja de Erkiaga I. "Imanol Urigoitia quizás se ha sorprendido más a sí mismo que a nosotros, porque es un delantero con golpe y buena zurda", remacha el preparador.