Fadura se abre para los deportistas profesionales

El Centro de Perfeccionamiento Técnico retoma su actividad con acceso restringido y aforo limitado

12.05.2020 | 00:09
Las surfistas Ariane Ochoa y Leticia Canales, ayer, en el CPT de Fadura.

Después de ocho semanas cerrado, el Centro de Perfeccionamiento Técnico de Fadura volvió a abrir sus puertas. Lo hizo bajo el amparo de la restringida Fase 1 que estrenó ayer Euskadi, en una paulatina desescalada que sigue dando pasos hacia la normalidad. Y la normalidad para los deportistas de Basque Team es entrenar. Cierto es que desde el pasado 4 de mayo los deportistas de alto nivel pueden ejercitarse libremente, sin restricciones de horario ni de distancia; pero siempre en emplazamientos naturales. Por lo que ayer fue el primer día que pudieron hacerlo en las instalaciones de Fadura y supervisados por los técnicos. Las surfistas Leticia Canales y Ariane Ochoa, la remera Virginia Díaz y el jugador de baloncesto Asier García fueron los privilegiados que pudieron aprovecharse de la reapertura del CPT, aunque desde Basque Team anuncian que esta semana se trabajará con especial cautela para fijar y acostumbrarse a las normas sanitarias de seguridad.

Y es que la apertura del edificio no implica su uso normal, con su habitual trajín de deportistas ansiosos por mejorar. Sino que la implantación de las medidas de higiene y la obligación de respetar las distancias ha obligado a habilitar cuatro zonas de entrenamiento diferenciadas, en las que el aforo máximo en cada una de ellas será de seis personas. Es decir, los deportistas de Basque Team que quieran acudir al CPT tendrán que pedir primero una cita previa para que la propia Fundación y la Dirección de Actividad Física y Deporte autoricen los accesos y determinen su orden según prioridades. Además, para asegurarse y ayudar en la desinfección de las máquinas, en el centro se han impuesto tres turnos de entrenamiento posibles: de 08.00 a 9.45 horas, de 10.00 a 11.45 horas y de 12.00 a 13.45 horas.

De esta forma, el Centro de Perfeccionamiento Técnico de Fadura abrió ayer sus puertas por primera vez desde el pasado 14 de marzo y Virginia Díaz y Asier García fueron los primeros en aprovecharlo. La remera del Raspas de Getxo boga en el Nervión desde que el Gobierno estatal permitió a los deportistas de alto nivel entrenarse en el exterior; sin embargo, ayer cambio la ría por las instalaciones de Basque Team para comprobar cuál es su estado de forma actual tras el confinamiento. De hecho, Díaz reconoció estar todavía acostumbrándose a su nueva rutina fuera de casa mientras empieza su puesta a apunto para los Juegos de Tokio, que supondrán su primera participación olímpica. García, por su parte, también volvió al trabajo con la mente puesta en la cita japonesa, aunque el bilbaino todavía tenga que hacer méritos para ser uno de los elegidos por el seleccionador.

residentes Para Leticia Canales y Ariane Ochoa la apertura de Fadura supuso algo más que volver a los entrenamientos. Supuso también volver a casa. Y es que ambas surfistas son inquilinas habituales de la Residencia que, al igual que el CPT, abrió ayer sus puertas para acogerlas de nuevo. Las deportistas de Basque Team debían estar en El Salvador disputando el Mundial que este año servía, además, como clasificatorio para los Juegos de Tokio; sin embargo, la competición quedó aplazada hasta nuevo aviso por la crisis sanitaria. Por lo que, en vez de eso, Canales y Ochoa utilizaron la mañana para hacer la mudanza y, después, disfrutar del último turno de entrenamiento de un CPT que ayer comenzó su nueva normalidad.