Todos a una: la salud es lo primero

26.03.2020 | 00:27
Todos a una: la salud es lo primero

Los deportistas vascos coinciden con la decisión de aplazar los Juegos al considerar que lo primordial es proteger a la sociedad y acabar con el coronavirus

VARIOS de los deportistas vascos que se han estado preparando para estar en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos, apoyados por la Fundación Basque Team, opinan sobre el aplazamiento, con el común denominador de que la decisión es acertada, puesto que debe prevalecer la salud y el objetivo de erradicar el coronavirus.

MAIALEN CHOURRAUT Piragüismo

"Lo importante ahora es salir adelante"

La piragüista Maialen Chourraut (08-III-1983, Lasarte-Oria), campeona olímpica en Río 2016 y bronce en Londres 2012, admite que "cuesta asimilar la noticia del aplazamiento, a pesar de que veíamos que llegaría". "La lógica decía que los Juegos se aplazarían, pero veías que querían tirar para adelante... La fecha está tan marcada en nuestra mente que te lo comunican y cuesta asimilarlo". No obstante, "la salud es lo primero", apostilla. "La situación que estamos viviendo en todo el mundo es muy crítica. Lo importante ahora es salir adelante de esta. Después está todo lo demás. Y en ese después, yo, que soy deportista, en el calendario tengo marcado en rojo esos Juegos", añade, consciente de la incertidumbre que afrontan cantidad de deportistas.

"Por ahora sabemos que los Juegos no serán en julio, pero hay muchas cosas que no sabemos todavía. Por ejemplo, si el año que viene habrá que hacer nuevas clasificaciones olímpicas no solo internacionalmente, sino también en nuestra federación; porque yo tengo la plaza olímpica desde septiembre de 2019, pero no creo que esa plaza ya sea para mí, supongo que la tendremos que volver a jugar para que a Tokio 2021 vaya la mejor", analiza. Por de pronto, toca "hacer una nueva planificación, hay que definir todo de nuevo y reparar la cabeza para entrenar a fondo otro año".

Chourraut aboga por la serenidad. "Los años anteriores tuve problemas para sacarlos adelante por contratiempos físicos, pero 2020 estaba yendo muy bien, estaba en la última txanpa, y ahora hay que aprovechar para encajarlo mentalmente, resetear y fijar nuevos objetivos", comenta.

AMADOR GRANADOS (Ciclismo)

"En el momento que estamos viviendo, no cabía otra"

El ciclista Amador Granados (15-V-1967, Usurbil) apoya de forma contundente la decisión del aplazamiento. "Primero hay que analizar la situación que estamos viviendo, que es algo excepcional y no cabía ya otra respuesta que aplazar los Juegos. Lo lógico era intentar hacerlos en las mismas fechas, pero del año que viene", subraya. Sin embargo, para este medallista de bronce en Río 2016 el retraso puede suponer que se quede sin Juegos. "A nivel deportivo y personal, 2021 me coge un poco tarde, con la edad muy avanzada. Este año hubiera llegado, pero el año que viene no lo sé, lo tengo que meditar", admite, aunque considera que la decisión ha llegado tarde. "Yo he seguido entrenando, he hecho un minigimnasio en el garaje, pero no es forma. No estás entrenando, sino perdiendo lo mínimo posible por si habrían la veda y te tenías que preparar en dos o tres meses para tu objetivo. Yo, además del deporte, trabajo. Y cuando acudes al puesto no sabes si en este transcurso te puede pasar algo. He vivido por un lado con el miedo del contagio y por otro con el miedo de no llegar a mi objetivo deportivo lo mejor posible. Lo tenían que haber decidido muchísimo antes", opina.

La edad, las lesiones que arrastra y la obligación de renunciar al pasado Mundial por cuestiones personales dejan en vilo su concurso en la cita olímpica. "Mi situación de cara a 2021 ha ido empeorando. Este año me venía bien porque todavía tenía el punch, pero ahora el seleccionador a lo mejor cambia de equipo y a mí me deja fuera. Las circunstancias a veces te favorecen y otras te perjudican. Pero no hay que pensar en eso, sino en positivo. Mi objetivo es intentar llegar", concluye.

IÑIGO LLOPIS Natación

"Es lo mejor que se podía hacer y la ilusión de los Juegos sigue estando ahí"

El nadador Iñigo Llopis (13-XI-1998, Donostia) destila optimismo, a pesar de los cambios de planes. "La ilusión de los Juegos sigue estando ahí", sentencia. Llopis apoya plenamente el cambio de fechas, dada la gravedad del contexto. "Es lo mejor que podían hacer viendo la situación a la que hemos llegado. Además, con los deportistas sin poder entrenar. A mí me ha tocado hacer en el garaje un pequeño gimnasio, pero obviamente no es lo mismo que ir todos los días a la piscina. El acudir todos los deportistas sin prepararse hubiese hecho que no fuesen unos buenos Juegos. De todos modos, lo primero es la salud. Lo primero es acabar con el coronavirus, y si las recomendaciones son quedarnos en casa, hay que seguir hasta que todo termine, y luego ya volveremos a entrenar", valora Llopis.

El guipuzcoano, con trayectoria deportiva por delante gracias a su juventud, se decanta por una lectura positiva de la situación. "Con el aplazamiento tendremos más tiempo para volver a estar en buena forma. Es lo que toca. Habrá que cambiar la planificación, pero cuando te encuentras con cambios hay que afrontarlos con positividad y seguir entrenando", finaliza, después de volver a agarrarse a la cara más amable del crudo presente: "Este año estaba en Madrid, interno, en la residencia del centro de alto rendimiento, y, al menos, ahora estoy con la familia".

GARAZI SÁNCHEZ Surf

"Estando como está el mundo, es la decisión más acertada"

La surfista Garazi Sánchez (17-II-1992, Getxo) atravesaba una complicada situación personal. Se encontraba en Barbados, pendiente de disputar el Mundial de surf que se celebraba en El Salvador, en el que se jugaba el billete olímpico. El posible cierre de fronteras la ponía en la tesitura de decidir si apostaba por el ámbito deportivo o el familiar. Finalmente, decidió regresar a casa –llegó "por los pelos"– y el Mundial quedó aplazado. "A medida que todo fue avanzando, en cuestión de días y horas, a esa velocidad, pensé que lo mejor era estar en casa y que, como esto estaba siendo tan grave, las federaciones tomarían la decisión justa para todos. Y así ha sido. Estando como está el mundo ahora mismo, es la decisión más acertada, tanto por proteger la salud como por asegurar esa igualdad. En unos Juegos lo suyo es que el que vaya gane por méritos, porque ha entrenado el que más y porque le ha salido el que mejor, no por haber tenido la suerte de haber nacido en un país menos afectado. Es una decisión muy difícil de tomar, pero con una situación tan extrema y alarmante a nivel mundial es lo mejor".

A Garazi este retardo le concederá "un tiempo extra para prepararme tanto física como mentalmente". Y es que la surfista viene de superar una prolongada etapa de desdicha. En 2018 un accidente practicando surf la dejó en la orilla sin poder mover las piernas. Tuvo que someterse a una operación de columna antes de volver a aprender a andar. El año pasado, la mala fortuna se volvió a cebar y se perdió el preolímpico. "Me hubiese gustado que mi situación personal fuese otra ante la posibilidad de los Juegos de 2020, porque el año pasado estuve cinco semanas en cama por una lesión de rodilla, pero el aplazamiento me dará un tiempo extra". Cabe recordar que en Tokio, el surf será una de las novedades en el calendario olímpico.

CARLOS TOBALINA Lanzamiento de peso

"La decisión ha llegado tarde"

Para el atleta Carlos Tobalina (8-II-1985, Castro Urdiales) la decisión se ha pospuesto demasiado. "Para mí ha llegado tarde. Visto lo que estaba ocurriendo en el mundo y una vez que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró pandemia mundial al coronavirus, deberían haber tomado cartas en el asunto y no haber esperado a ver cómo evolucionaba", manifiesta. "Cuando la OMS determinó eso, el deporte pasó a un segundo plano; confinamiento en casa y lo único que hay que hacer es combatir el bicho, que se acabe y luego ya, entonces, intentaremos hacer vida normal viendo lo que ha ocurrido después de todo esto".

La decisión, entiende, se ha prolongado más de lo debido, propiciando un estado generalizado de dudas. "Yo estaba pendiente de clasificarme, no lo tenía difícil, pero lo mío pasó a un segundo plano. Lo que sí veía era la incertidumbre o el miedo en mis compañeros. Estos últimos días han sido un sin vivir en ese sentido. Por eso creo que ha llegado tarde", explica, ya que "la cabeza no estaba donde tenía que estar". "Con la incertidumbre, no se está ni en un sitio ni en otro. ¿Cómo se puede pensar en celebrar los Juegos? China ha tardado meses en controlar la situación y ahora el virus está por todo el mundo. Está creciendo", juzga el lanzador de peso.

A nivel personal, Tobalina no se ve demasiado afectado por el retardo del evento olímpico. "No me influye demasiado porque no he perdido la ilusión. ¿No es este año? ¿Es el que viene? Pues vamos a aguantar otro año más. El estado anímico, que es lo más importante, lo tengo. Tengo claro cuál es la situación actual, y el deporte pasa a un segundo plano. En cuanto se solucione todo, ya veremos dónde estamos y a ver hasta dónde podemos llegar", declara.

ASIER GARCÍA Baloncesto

"Lo más lógico para unos Juegos en buenas condiciones es el aplazamiento"

El jugador de baloncesto en silla de ruedas Asier García (11-VI-1981, Bilbao), medallista de plata en los Juegos Paralímpicos de Río 2016, recibe como "un fastidio" el aplazamiento, pero lo asume como "lo más lógico". "Es un fastidio. La verdad es que hasta hace muy pocas fechas pensaba que iba a ser viable celebrarlos, pero han pasado días y la situación mundial está empeorando. Muchas federaciones avisaron de que, en caso de hacerse este año, no se iban a presentar, así que al final lo más lógico para disfrutar todos de unos Juegos en buenas condiciones es el aplazamiento". El jugador del Bidaideak Bilbao BSR admite que ahora es el momento de "ir asimilando" la noticia. "Habrá que cambiar los programas de entrenamiento, tanto individuales como a nivel de club, y esperar noticias de las federaciones. A ver lo que nos dicen", comenta.

En su caso, al practicar un deporte de equipo, considera que la plaza olímpica se mantendrá, pero se trata de un billete "colectivo". "A nivel individual yo no tengo nada. La plaza es de un colectivo", dice, con las consecuencia que puede acarrear a título personal. "Creo que este había sido un gran año para mí, creo que contaba con muchísimas opciones de seguir en la selección y de tener la confianza del seleccionador, así que ahora tendré que volver a luchar un año más por esa plaza entre los doce seleccionados", explica. En cualquier caso, se arropa de positividad: "Toca volver a hacer logros para estar en 2021 en la selección". Mientras tanto, dada su situación como padre de familia, trata de sacar partido del aislamiento prestando atención a sus seres queridos. "Hay que ver las cosas positivas de las cosas. Estamos pasando más tiempo con nuestras hijas", señala.