EL PELOTÓN CICLISTA VASCO

El pelotón vasco repunta

El WorldTour, la máxima categoría del ciclismo, contará con dos dorsales de Euskal Herria más para sumar una docena, mientras que en el segundo escalafón serán 21 los ciclistas

17.01.2020 | 06:19
Mikel Landa

bilbao - A cubierto la mirada, camuflada en la opacidad de unas gafas de sol, sonreía Alexander Vinokourov, mánager del Astana, en Zumarraga durante la Itzulia del pasado año. Argumentaba a DEIA el kazajo los motivos por los que en el Astana anidaban varios corredores vascos. "Son buenos corredores", zanjó el jefe de la formación kazaja, que algunos bautizaron como Eustana por la numerosa presencia de ciclistas de Euskal Herria. Vinokourov resumía de ese modo tan escueto como nítido, sin edulcorantes, la cotización del pelotón vasco en el globalizado e hiperconectado ciclismo actual. En ese escenario, los corredores de Euskal Herria amplían su huella en la campaña 2020, que resopla descarada en un horizonte próximo. En total se reunirán 33 corredores entre la aristocracia del ciclismo, el WorldTour, y la clase media, los UCIPro Team. En la cúspide pedalearán una docena de dorsales vascos, dos más que en el pasado curso, mientras que en la segunda categoría se concentrarán 21 corredores, dos dorsales más que en 2019. Aunque aún se percibe punzante la desaparición del Euskadi-Murias, vertebrador del ciclismo vasco en sus cinco años de exitosa andadura, el impulso generado por la Fundación Euskadi, que asciende de estatus y enraíza en el mismo lugar que la extinta formación, ha atenuado, sin ninguna duda, el impacto de las pérdidas de sillines profesionales. Además, la irrupción del Kern Pharma, desde la estructura del Lizarte, servirá para acomodar a cinco corredores en la categoría Continental, la que la pasada campaña ocupó la Fundación.

En la azotea del ciclismo, la mayor concentración de ciclistas vascos se reúne, una vez más, en el Astana, que suma cinco ciclistas en sus entrañas. Repiten en la formación el santurtziarra Omar Fraile, el más veterano en la estructura, y los hermanos Ion y Gorka Izagirre, que cumplen su segundo curso en la escuadra kazaja. A ella se incorporan Alex Aranburu, procedente del Caja Rural, que se estrenará en el WordTour, al igual que el navarro Óscar Rodríguez, que aterriza desde el Euskadi-Murias. Del Astana sale Pello Bilbao, otro corredor con gran ascendente después de completar una magnífica temporada. El gernikarra acompañará a Mikel Landa, que mantiene intacto su atractivo para comandar un equipo, en su nueva aventura en el Bahrain-McLaren, donde manejan la idea de asaltar el Tour de Francia.

Bilbao será un apoyo fundamental para Landa en una estructura que pretende rastrear los pasos del Ineos. La llegada de McLaren resulta determinante en esa apuesta inequívoca por Landa como líder. El de Murgia deja atrás el Movistar, que al igual que el Bahrain-McLaren contará con dos corredores vascos en sus filas. El primero de ellos es Imanol Erviti, que cuenta toda su vida profesional vinculado al proyecto del Movistar. El de Iriberri iniciará su 16ª campaña bajo las órdenes de Eusebio Unzué. Erviti será el cicerone perfecto para la incorporación de Iñigo Elosegui, una de las perlas más cotizadas de la cantera vasca. El ciclista de Zierbena da el salto desde el Lizarte aficionado al WorldTour en un vuelo sin escalas. Del tirón. Elosegui, nieto de Momeñe, encara su descorche en la élite con el estímulo de aprender y crecer después de haber demostrado buena parte de su potencial en el campo aficionado, donde destacó.

El resto de ciclista vascos del WorldTour continúan en sus respectivos equipos. Jonathan Castroviejo, especialista contra el reloj, sigue siendo uno de lo alfiles con mayor impronta en el todopoderoso Ineos. El de Algorta es un fijo para el equipo titular del transatlántico británico. David Brailsford, ideólogo y mánager de la escuadra, está encantado con el rendimiento de Castroviejo. El vizcaino cumplirá su tercer curso en el Ineos después de rendir a un gran nivel en sus dos anteriores campañas, donde estuvo presente en los Tours que ganaron Thomas y Bernal, respectivamente. Mikel Nieve, un habitual del WorldTour, continuará, a su vez, su vínculo en el Mitchelton australiano. El de Leitza, un gran escalador y un gregario de lujo, también pedaleará su tercera campaña en la formación de los gemelos Simon y Adam Yates. El leitzarra amplió su contrato para seguir hasta la campaña 2021. Otro ciclista que seguirá en el WorldTour será Víctor de la Parte. El gasteiztarra estará enrolado en el CCC polaco. Será su segunda temporada consecutiva en el CCC después de dos años en el Movistar y una anterior etapa en la estructura a la que pertenece, pero que por aquel entonces no pertenecía a la élite del ciclismo.

la fundación, al alza En el segundo segmento del ciclismo se encuentra el grueso del pelotón vasco, que adquiere el tono naranja de la Fundación Euskadi, que eleva su estatus en 2020. El equipo podrá competir mediante invitación en pruebas del WorldTour. De momento tiene asegurada su participación en la Volta a Catalunya y se le espera en la Itzulia y la Clásica de San Sebastián. La estructura que preside Mikel Landa, que será presentada el próximo martes en San Mamés, enumera un total de 14 corredores vascos en una mixtura entre los que se mantienen de la anterior campaña y los fichajes procedentes, principalmente, del extinto Murias. Mikel Bizkarra, Gari Bravo, Mikel Aristi, Julen Irizar y Mikel Iturria fortalecerán la estructura vasca tras su paso por la citada formación. Desde el campo aficionado, concretamente desde el filial de la Fundación, se le abren las puertas para su debut profesional a Iker Ballarín. El resto de corredores vascos del equipo, Mikel Alonso, Jokin Aranburu, Ibai Azurmendi, Unai Cuadrado, Peio Goikoetxea, Txomin Juaristi, Diego López y Gotzon Martin repiten de naranja y completan el armazón de corredores vascos de la Fundación Euskadi que seguirá bajo la batuta de Jorge Azanza, director del equipo.

A los 14 dorsales a los que da la oportunidad la Fundación Euskadi, se le han de sumar los seis con los que cuenta el Caja Rural. Jonathan Lastra, Jon Aberasturi, Julen Amezqueta y Jon Irisarri siguen en la formación con sede en Nafarroa. A la misma han llegado Aritz Bagües, tras su periplo en el Euskadi-Murias, y el neo Oier Lazkano, procedente del equipo amateur del Caja Rural y que ya asomó como stagiaire. La nómina de ciclistas vascos en el segundo peldaño del profesionalismo la completa un clásico como Romain Sicard, que continuará enrolado en el Total Direct Energie en la que será su quinta temporada.