8º Bilbao Triathlon

Alberto Moreno y Helene Alberdi txapeldunes del Bilbao Triathlon en media distancia

La prueba contó con mucha afluencia de público, sobre todo, en la explanada del Museo Marítimo

09.02.2020 | 17:23
Varias personas participan en el Bilbao Triathlon.

La prueba contó con mucha afluencia de público, sobre todo, en la explanada del Museo Marítimo

BILBAO. Albert Moreno y Ander Okamika se distanciaron del resto desde el segmento de natación y aguantaron la ventaja de un minuto sobre Pello Osoro al terminar el recorrido de bici. En la carrera a pie el catalán se desmarcó del triatleta del ANB Triathlon Team de Portugalete y entró en meta con una renta de 46 segundos. Por tanto, la emoción duró hasta los últimos metros del Bilbao Triathlon. Okamika lo completó en 3h, 37' y 12'' y el tercero, Osoro en 3h, 38' y 25''. Por detrás suyo acabaron nombres importantes como el máximo favorito, Gustavo Rodríguez o Jordi Montraveta.

En la categoría femenina, Dolça Olle empezó mejor que Helene Alberdi la natación, aguantó la ventaja en bici pero la bilbaína asentada en Zumaia remontó en la carrera a pie y acabó siendo la más rápida en la Media Distancia. Se notaron los ánimos del numeroso público bilbaíno que hicieron que la triatleta del Yepa! Triatloi Klub lograra una ventaja de más de 7 minutos sobre la catalana. En tercer lugar, concluyó la sueca Jenny Nilson.

En cuanto a la modalidad Olímpica, tanto la joven promesa Guillem Montiel como la cuatro veces participantes de unos Juegos Olímpicos, Ainhoa Murua, demostraron su autoridad. Ambos tomaron distancias desde el primer segmento y supieron administrar su ventaja. El triatleta del Club Natacio Minorisa de Barcelona saboreó el triunfo con todo el público presente y entró con una ventaja de menos de un minuto sobre sus inmediatos perseguidores, ambos del club Ascentium Arabatri, Urko Hernán y Joanes Goitisolo. En cuanto a la deportista del Zarautz Triatloi Elkartea, que tras participar en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro se había tomado un descanso, retomó con fuerzas su gran especialidad y demostró su calidad. La segunda clasificada, Maddi Marquet no le pudo aguantar el ritmo y cruzó la línea de meta situada en la explanada del Museo Marítimo con 7 minutos de diferencia. La tercera, la gallega Iria Rodríguez lo hizo a 8 minutos.

Esta octava edición destacó el gran ambiente, la numerosa presencia de público y la buena temperatura que hizo que se dieran las condiciones perfectas para la práctica del triatlón. Un acierto el cambio de fecha que ha realizado el Bilbao Triathlon que se asienta de nuevo en el calendario nacional e internacional. Sobresalió la presencia de triatletas franceses, pero sobre todo muchos participantes provenientes todas partes del estado. De casi todas las comunidades autónomas desplazaron para competir en un triatlón que está apostando por asentarse en el calendario y que cuenta con la confianza de muchos triatletas, ya que repiten más de la mitad de ellos. Por tanto, el éxito de la prueba se notó desde la salida y la llegada a la meta situadas ambas en la explanada del Museo Marítimo para mayor comodidad de todos los asistentes.

Desde el embarcadero del Muelle Ramón de la Sota Tras hasta el Puente de Deusto y Pasarela Pedro Arrupe nadaron los triatletas los 1'5 y 1,9 kilómetros del primer segmento, en la modalidad Olímpica y Media Distancia respectivamente. El día acompañó la jornada para afrontar algunos una vuelta en bici de 37 kilómetros, y otros dos, recorriendo en total 74km. Subiendo por Enekuri hasta el Golf Uraburu situado Artxanda, para pasar por Galdakao y Etxebarri hasta volver al centro de Bilbao. En este sector se certificaron las diferencias de Moreno y Okamika que supieron mantener su ventaja sobre sus perseguidores hasta entrar en meta con un tiempo de poco más de tres horas y media de esfuerzo. El último trazado, la carrera a pie de 10 y 21 kilómetros, llevó a todos los protagonistas del día a disfrutar del público que les animaban a ambas márgenes de la ría. Aquí es donde más disfrutó Helene Alberdi, con remontada incluida y con ventaja suficiente para poder saludar a conocidos que le esperaban para disfrutar con ella de su triunfo. En la entrega de las txapelas a los campeones reinó el buen ambiente y las felicitaciones. Uno de los aspectos más gratificantes de este duro deporte.

Otro año más, y ya van ocho, el Bilbao Triathlon fue un éxito en cuanto a participación pero también de espectadores. Desde el inicio con los puentes Euskalduna y Deusto repletos de gente, tanto a lo largo de los pueblos y barrios por los que discurrió la prueba como en el centro del botxo donde animó de cerca mucha gente a todos estos valientes deportistas.

Por eso desde la organización, Innevento Sports y Trikirol, han apostado por que se siga disputando un triatlón en Bilbao, para ofrecer un espectáculo de nivel del que disfruten tanto triatletas como espectadores. Los responsables quisieron agradecer el apoyo del Ayuntamiento de Bilbao, Diputación Forla de Bizkaia, la Federación Vasca y Vizcaina de Triatlón y a todos los patrocinadores oficiales como El Corte Inglés que apoya la prueba desde la primera edición. Pero, sobre todo, a los cuerpos de seguridad, Ertzaintza, policías municipales, protección civil y a los más de 200 voluntarios que velaron por la seguridad y el éxito de la prueba.

noticias de deia