Roland Garros

Muguruza y Nadal, por la vía rápida

Se meten en la tercera ronda de roland garros tras solventar sus partidos con mucha autoridad

09.02.2020 | 04:28
Garbiñe Muguruza ejecuta un saque ayer en su duelo ante Johanna Larsson.Foto: Afp

Se meten en la tercera ronda de roland garros tras solventar sus partidos con mucha autoridad

bilbao - Hay torneos que pueden suponer un punto de inflexión y quizás eso es lo que anda buscando Garbiñe Muguruza en Roland Garros tras un año y medio de trayectoria discreta. La vasco-venezolana alcanzó ayer la tercera ronda del Grand Slam parisino por sexto año seguido al vencer con autoridad a la sueca Johanna Larsson: 6-4 y 6-1 en poco más de una hora.

Muguruza jugó un partido sólido y sin altibajos, solo en los primeros juegos se mostró algo tensa. Pero esta vez logró sumar desde el servicio para ganar 33 puntos con el disparo inicial y no ceder ninguna oportunidad a su rival y supo ser paciente para madurar los puntos y dejar que Larsson se enredara hasta cometer 24 errores no forzados. Desde que logró romper el servicio de la sueca en el quinto juego, no hubo más dificultades. "Traté de construir los puntos un poco más en lugar de golpear duro todo el rato y tratar de obtener un golpe ganador rápido", comentó después.

Como consecuencia de llegar a este Roland Garros en el decimonoveno puesto del ranking mundial, a Muguruza se le empina el torneo ya muy pronto porque en tercera ronda le espera Elina Svitolina, la número 9 del mundo, en un duelo que no hace mucho podía haber sido en las rondas finales. Además, la ucraniana no tuvo que jugar ayer ya que su compatriota Katerina Kozlova no compareció al partido y dejó vía libre a la última ganadora de las Finales WTA. Svitolina no ha llegado con su mejor ritmo, pero es una jugadora muy correosa y que va a exigir a Muguruza su mejor rendimiento en el torneo en el que mejor se desenvuelve. "Tal vez es un duelo que llega un poco pronto, pero será un partido muy interesante. Creo que es una tercera ronda excelente e interesante", reflexionó la de Caracas ante uno de esos duelos que lleva esperando varios meses para recuperar el tono que le elevó a la cima del circuito femenino.

Roland Garros se quedó ayer sin una de sus favoritas ya que Kike Bertens, que llegaba como cuarta cabeza de serie tras ganar en Madrid, tuvo que abandonar por enfermedad su partido ante la eslovaca Viktoria Kuzmova. En el resto de la jornada, Karolina Pliskova, segunda cabeza de serie, y Sloane Stephens, subcampeona el año pasado, pasaron sin problemas ante Kristina Kucova y Sara Sorribes, respectivamente. Carla Suárez también avanzó a la tercera ronda a costa de la estadounidense Shelby Rogers.

sin apuros Rafa Nadal tampoco se complicó ante Yannick Maden, otro de esos jugadores que se ven ante un partido soñado cuando se miden al balear. El once veces campeón se impuso por 6-1, 6-2 y 6-4 en dos horas y diez minutos de dominio total, aunque no terminó contento del todo porque "en el tercer set he perdido un poco la concentración y he caído en una cierta relajación que no me puedo permitir a partir de ahora. He cometido algunos errores y he cedido el servicio dos veces, pero en un partido a cinco sets es algo que puede pasar".

Su rival en tercera ronda será David Goffin, que trata de remontar puestos y volver al Top 10 tras un periodo de lesiones. Primero, deberá superar "el desafío último" que supone jugar en Roland Garros ante Rafa Nadal "por es el único lugar en que le tienes que derrotar en cinco sets". El tenista de Manacor tiene claro, pese a la autoridad con la que se mueve en el Grand Slam de la tierra, es que debe mejorar. "Siempre hay cosas que mejorar, claro, y ahora me viene un jugador top, que ha jugando muy bien contra los tops", recordó.

Acompañará a Nadal en la tercera ronda Pablo Carreño, que vuelve a emerger después de una lesión en el hombro que le ha complicado las cosas desde el US Open del año pasado. El asturiano fulminó al joven australiano Alex de Miñaur con un contundente 6-3, 6-1 y 6-1. "Mi nivel está subiendo. Me voy notado cada día mejor, vuelvo a creer en mí, a jugar con alegría, sin pensar, los golpes salen sin pensarlos", reconoció Carreño, que se medirá ahora a Benoit Paire, un jugador que hace de la irregularidad su manera de estar en el circuito. El galo acaba de ganar el torneo de Lyon y ayer eliminó a su compatriota Pierre-Hugues Herbert con un 11-9 en el quinto set.

noticias de deia