Campeonato de Europa

Cara a cara con aroma mundial

Los boxeadores Kerman Lejarraga y David Avanesyan preparan con ganas la cita por el Campeonato de Europa que les mide el 30 de marzo

08.02.2020 | 19:27
Kerman Lejarraga y David Avanesyan, sobre el césped de San Mamés.Foto: José Mari Martínez

Los boxeadores Kerman Lejarraga y David Avanesyan preparan con ganas la cita del 30 de marzo

Bilbao - Una ceja se asoma por encima de los ojos azules de Kerman Lejarraga: "Yo no soy Josh Kelly". Sus palabras pasan desapercibidas entre la fluidez de los intérpretes de ruso e inglés que acompañan a David Avanesyan y a su mánager Neil Marsh en la presentación de la velada del próximo 30 de marzo, celebrada ayer en la sala de prensa de San Mamés, en la que el morgatarra pondrá en juego el Campeonato de Europa wélter por segunda vez. La aseveración se contextualiza por la renuncia en diciembre del inglés, la enésima perla británica, a pelear con el de Tabynskoe -localidad del noreste de Rusia, situada a 600 kilómetros por carretera de la frontera con Kazajstán- la noche anterior a la cita por una extraña indisposición. Después, desde el equipo de Kelly hubo idas y venidas sobre una posible revancha que no se dio. Muchos sectores hablan de la intención de esquivar al ruso, campeón del mundo WBA. "Ha sido rechazado en varias ocasiones por su peligro", determinan desde la operadora MGZ, empresa que maneja el destino del morgatarra. Cuestionado sobre el asunto, Marsh admite que "no tenemos ningún miedo a que suceda algo similar, porque Kerman Lejarraga es un verdadero boxeador, como David. No tienen miedo a perder. Lejarraga es un boxeador real, mientras que Josh Kelly es un producto". El equipo de Avanesyan rezuma respeto por El Revólver y al vasco -vestido con la camiseta del Athletic de Peru Nolaskoain- le van los retos. ¡Más madera! Al de Morga le dicen "panzer" desde Rusia.

En cualquier caso, el primer cara a cara entre Lejarraga y Ava se dio ayer en las entrañas de San Mamés, que vio el manoseo del cinturón del Campeonato de Europa wélter ya en el tapete. El único contacto del vizcaino y el ruso fue un selfi sobre el césped. No hubo más. Velan armas, aunque quede un mes de trabajo antes de la gran cita del Bilbao Arena de Miribilla. Aun así, el aroma es a cita mundial. "Este combate trasciende al Campeonato de Europa, porque es el rival más complicado del continente. Kerman nunca dice que no a un reto", dicen desde la promotora bilbaina.

Siendo Avanesyan campeón del mundo -ganó la corona en 2016 y la perdió en 2017 ante Lamont Peterson- y uno de los púgiles más complicados de su división en Europa, la cita adquiere una pátina de eliminatoria global. Más aún al contemplar el ranqueo de Lejarraga, top5 en los cuatro organismos principales. Tal circunstancia no penetra en el argumentario de El Revólver, telúrico en el debate. "Solo tengo en mi cabeza la pelea del día 30. Lo de después me da igual. No voy a mirar mas allá porque luego vienen las hostias", desgrana el vizcaino, quien define que "Avanesyan es una piedra de toque. Me gusta pelear y voy a hacerlo con quien tengo delante. Nada más". Ocurre que el récord del ruso afincado en Newark (23 victorias, tres derrotas y un nulo) habla de la dificultad de la cita. Talla XL.

Por su parte, el contrincante de El Revólver cuenta que "no he visto muchos combates de Kerman, pero de los últimos me da la sensación que es un tío que va a saco y que solo va hacia adelante". En cualquier caso, el inmaculado currículo del vizcaino (27 triunfos, 22 antes del límite) le convierte en un rival peligroso y "difícil". "Pelear ante 10.000 personas me motiva. En el ring es algo que no me afecta", finaliza Ava. Hay magma.