Sanse - Amorebieta | Un banquillo bajo los focos

El Amorebieta visita a partir de las 14.00 horas de este sábado al Sanse que dirige Xabi Alonso, llamado a entrenar más pronto que tarde al más alto nivel

22.04.2022 | 19:12
Xabi Alondo da órdenes desde el banquillo del Sanse.

El Reale Arena acoge este sábado a partir de las 14.00 horas un derbi de extremas necesidades. El Amorebieta, a siete puntos de los puestos de permanencia, visita a un Sanse que asoma con tres unidades menos en su casillero y que comparte puestos de descenso con los azules en un curso sumergido ya en su recta final. Solo cinco jornadas restarán para la conclusión de la fase regular de LaLiga SmartBank tras el choque que mide hoy a ambos equipos en Donostia, donde los zornotzarras intentarán derrotar en su feudo a los jóvenes pupilos de Xabi Alonso. El tolosarra, seguido por un buen puñado de clubes a sus 41 años, cumple su tercera campaña al frente del filial de la Real Sociedad, equipo con el que logró el ascenso de categoría la pasada temporada tras regresar a Zubieta en julio de 2019.

Su vuelta al club txuri-urdin se produjo después de que el exfutbolista de la propia Real Sociedad, Eibar, Liverpool, Real Madrid y Bayern Múnich se estrenara en los banquillos un año antes como timonel del Infantil A del Real Madrid, entidad en la que dio sus primeros pasos en los banquillos al calor de la confianza de Florentino Pérez. Quiso seguir así Xabi Alonso el mismo camino que tomaron en su día otros exjugadores blancos como Guti, Solari, Álvaro Benito o Raúl, si bien la aventura del guipuzcoano como entrenador en las categorías inferiores del club madrileño solo duró un año.

Una suculenta propuesta de Jokin Aperribay, presidente de la Real Sociedad, para tomar las riendas del Sanse sedujo al de Tolosa, que realizó el curso de entrenador de la UEFA en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas en mayo de 2018 y que cumplió con la obligación de dirigir durante un año a un equipo de cantera para obtener así el título que lo habilitó como técnico de pleno derecho para poder entrenar en cualquier categoría. Apenas cuatro años después de colgar las botas como futbolista, lo cual hizo en 2017 como jugador del Bayern Múnich, Xabi Alonso consiguió devolver al Sanse a la categoría de plata del fútbol estatal, donde los donostiarras no asomaban desde hacía sesenta años.

El curso, lejos de resultar sencillo de gestionar, está siendo más que complicado para el tolosarra desde el punto de vista estrictamente deportivo, pues el filial txuri-urdin es antepenúltimo en la clasificación a diez puntos de una permanencia que se antoja harto complicada. "Para estar vivos lo máximo posible tenemos que sacar los tres puntos contra el Amorebieta", ha subrayado este viernes en rueda de prensa un cotizado Xabi Alonso, cuya propuesta futbolística a los mandos del Sanse, más allá de los resultados, ha llamado la atención de varios clubes. Se trata, no en vano, de un entrenador de escaso bagaje, pero amplio recorrido a futuro en la élite si nada se tuerce al estar llamado a entrenar al más alto nivel en un corto espacio de tiempo.

Los números

El Real Madrid, sin ir más lejos, sería uno de los clubes que siguen de cerca al tolosarra, quien ganó catorce títulos durante su exitosa carrera como futbolista y que suma 92 encuentros al frente del Sanse con una media de 1,46 puntos por partido. Con un total de 37 victorias, 23 empates y 32 derrotas como entrenador de un equipo con el que presenta un saldo favorable de goles con 131 a favor y 110 en contra, Xabi Alonso se mide hoy por quinta vez al Amorebieta, rival ante el que suma tres triunfos y una derrota y al que venció en Lezama el pasado 24 de octubre por 1-2.

Derbi de máxima trascendencia

El Amorebieta, relanzado, busca sumar los tres puntos en juego en su visita al filial de la Real Sociedad, equipo al que aspira a dejar hoy seis puntos por detrás en la clasificación. Después de ganar al Mirandés en Lezama la pasada semana, los azules encaran con energías e ilusiones renovadas un derbi al rojo vivo en el que solo vale la victoria. Con Sporting de Gijón y Málaga como equipos que marcan la salvación a siete puntos de distancia, los de Haritz Mujika son sabedores de la importancia de sacar adelante un partido ante otro equipo que ascendió en el verano del año pasado a LaLiga SmartBank. No se esperan grandes novedades en el once inicial del conjunto azul, que solo ha sufrido una derrota en las cinco últimas jornadas de un campeonato en el que el Sanse, nuevo obstáculo en la carrera hacia la permanencia, enlaza seis partidos sin ganar con tres derrotas consecutivas, dos de ellas como local en el Reale Arena.

noticias de deia