Piqué se quejó del arbitraje a Rubiales tras un partido en Anoeta: "Era penalti clarísimo"

El Barcelona fue incapaz de pasar del empate ante la Real en Donostia

21.04.2022 | 12:12
Los jugadores del Barcelona, junto a Alberola Rojas, en el partido de Anoeta en 2019.

A Gerard Piqué no solo le disgustó el arbitraje del Sanse-Andorra de la fase de ascenso a Segunda del año pasado, sino que también mostró su malestar por la actuación arbitral de Alberola Rojas en el partido que la Real y el Barcelona disputaron en diciembre de 2019 en Anoeta y terminó con empate a dos. "Era penalti clarísimo", escribió el central barcelonista al presidente de la Federación Española, Luis Rubiales, según publica El Confidencial sobre una jugada en las postrimerías del partido de la que él mismo era protagonista.

La conversación, que se conoce a pocas horas de un Real Sociedad-Barcelona (21:30 horas) para el que Gerard Piqué vuelve a la convocatoria tras lesión, es posterior al partido de 2019 y la arranca el presidente de la RFEF, que pregunta a Piqué "cómo estáis". La respuesta, tras el tropiezo de Anoeta, es de esperar ("jodidos"), aunque sin sujeto en la oración, añade que "hoy la han liado". El máximo mandatario de la Federación le pregunta qué ha pasado, que no ha visto "lo del VAR".

El central barcelonista se queja de que "no han consultado el VAR y era penalti clarísimo. Los (árbitros) del VAR no han dicho nada. Tendrían que que haber avisado al árbitro, sobre todo si pitas el de Busi (Sergio Busquets) en la primera parte".

Rubiales responde con un audio en el que, según transcribe El Confidencial, le reconoce "sé que os han pitado uno dudoso en contra, que si es dudoso no entran ni para bien ni para mal, y sé que no han pitado uno, un agarrón a ti, me han dicho".

Más allá de saber si es una práctica habitual entre el presidente de la Federación y futbolistas de "los otros" equipos que no fueran ni Barcelona ni Real Madrid, como el propio Piqué los denominó en uno de los audios filtrados, habrá que ver si el resto de clubes siguen guardando silencio ante estas publicaciones más allá de las declaraciones del entrenador del Atlético de Madrid, Diego Simeone, o la petición de Biris Norte, el grupo radical de aficionados del Sevilla, que ha pedido a su club no participar en la Supercopa caso de clasificarse.

El presidente de la RFEF compareció este miércoles para justificar su actuación y denunciar enérgicamente que las publicaciones conocidas se basan en información "robada" de su terminal móvil, ante lo que ya interpuso la correspondiente denuncia la semana pasada. De la misma manera, señaló que se ha presentado la información de manera "descontextualizada".

Por si fuera poco lo publicado durante toda esta semana, la actuación del colegiado que pita el choque de Anoeta, Carlos del Cerro Grande, estará más que nunca bajo siete lupas. Y no solo las de la afición realista.

noticias de deia