Alexander Isak, del riesgo al acierto pleno

Cumplirá hoy en el derbi cien encuentros con la Real Sociedad y lo hace en estado de gracia tras marcar en los dos últimos partidos

31.10.2021 | 02:40
Isak es felicitado por sus compañeros tras anotar el gol de la Real al Celta en Balaídos, el pasado jueves.

LA historia entre Alexander Isak (Solna, Suecia; 1999) y la Real Sociedad es la de una apuesta exitosa. El club donostiarra decidió dar su confianza a un delantero prometedor que pese a destacar con el Willem II en la liga holandesa, una competición muy propicia para que los delanteros brillen, había pasado antes dos temporadas y media en el Borussia de Dortmund viviendo en el ostracismo. Fue un riesgo pero el sueco no tardó en responder y lo hizo de la mejor manera posible. Goles, asistencias y grandes actuaciones hasta convertirse en una de las principales referencias ofensivas de los txuri-urdines. Ahora, el punta es observado por los grandes equipos de Europa, pero él sigue haciendo su camino en la Real Sociedad y hoy en el derbi ante el Athletic cumplirá un centenar de partidos con el conjunto guipuzcoano.

Isak cumple partidos en la Real Sociedad a ritmo de goles y desde su primera temporada fue capaz de superar la quincena de tantos conseguidos. Con la efeméride de los cien partidos a la vuelta de la esquina y sus 37 goles, el delantero sueco se sitúa como el séptimo extranjero con más goles en la historia del club, empatado con Karpin y superado por Kovacevic (107), Kodro (81), Vela (73), Willian José (62), Nihat (58) y Aldridge (40). Leyendas txuri-urdines a las que aspira a unirse Isak, que en menos de dos temporadas y media se ha ganado un hueco entre las referencias históricas del club.

El sueco no acostumbra a brillar en los derbis ante el Athletic y solo uno de sus 37 goles fue contra los rojiblancos. Sin embargo, aquel día fue un auténtico vendaval en el campo. Su exhibición fue el 9 de febrero de 2020, el último derbi con público vivido en el Reale Arena hasta la fecha y uno de los últimos encuentros disputados antes de que la pandemia del covid pusiera patas arriba el deporte y a toda la sociedad. En aquella jornada, el delantero sueco entró desde el banquillo y revolucionó completamente el choque. Sus movimientos fueron un quebradero de cabeza para Yeray y Unai Nuñez y fue el encargado de dar la asistencia a Portu tras una genialidad que dejó clavado a Dani García en el área. También fue el autor del 2-1 final tras anotar un rechace. Fue, sin duda, su mejor derbi con la Real Sociedad. A partir de ahí no llegó a esos niveles y espera recuperar esa versión en un día en el que la grada del estadio donostiarra apunta a llenarse hasta la bandera.

Además, el punta de la Real Sociedad llega en estado de gracia. Le costó arrancar en su registro goleador en la Liga y solo los partidos de competiciones europeas sirvieron para saciar ligeramente su hambre por el gol. Pero en los dos últimos partidos, el mejor Isak apareció en escena. Marcó ante el Atlético de Madrid con un buen lanzamiento de falta y alargó su racha el jueves ante el Celta. Dos goles consecutivos que el sueco no quiere que se queden ahí y espera seguir en esa línea ante el Athletic. Pero Isak no es solo gol. Es mucho más y sus continuos movimientos a toda velocidad y su buena técnica hacen que sea una amenaza constante, esté en sintonía con el gol o no.

Esas cualidades despertaron el interés de más de un club importante a nivel europeo, pero Isak desoyó esos cantos de sirena y firmó una importante renovación con la Real Sociedad hasta 2026, ampliando su cláusula a los 90 millones y convirtiéndose en uno de los jugadores con más salario del club. Otra muestra más de la relación entre el conjunto donostiarra y el delantero sueco que hoy vivirá su capítulo cien y ahora mismo ambas partes aspiran a que esa cifra quede pequeña.

Isak solo le ha marcado un gol al Athletic y actualmente es el séptimo extranjero con más dianas en la historia de la Real, empatado con Karpin


noticias de deia