Portero del Amorebieta

Mikel Saizar: "Tenemos que dejar la portería a cero"

Mikel Saizar, sustituto del lesionado Roberto Santamaría en la meta del Amorebieta, aboga por crecer desde la defensa en el encuentro de mañana ante el Cartagena en Lezama

15.10.2021 | 00:44
Mikel Saizar, portero del Amorebieta.

Mikel Saizar (Ibarra, 18-I-1983), un veterano curtido en mil batallas con la friolera de 390 partidos oficiales a sus espaldas, 77 de ellos en la categoría de plata y seis en Primera División con el Córdoba en el curso 2014-15, volvió a atarse los guantes el pasado domingo en un encuentro correspondiente a LaLiga SmartBank cuatro años después. Lo hizo en Tenerife por la lesión en el hombro de Roberto Santamaría, infortunio que le obligó a saltar al verde a toda prisa para disputar sus primeros minutos en una temporada en la que asegura estar preparado para ayudar. "La portería está bien cubierta", asegura a DEIA el guipuzcoano.

Esperó su momento y llegó en Tenerife, aunque no de la manera que hubiera deseado debido a la lesión de Santamaría.

—Nunca es bonito jugar por la lesión de un compañero, pero estamos para ayudar y el puesto de portero ya sabemos cómo es. Solo puede jugar uno, el otro tiene que esperar su oportunidad y tanto Marino como yo trabajamos al máximo para ponerle las cosas difíciles al míster. Hasta ahora le había tocado jugar a Santamaría y espero que se recupere pronto para continuar en la pelea con él.

Gol en contra y sustitución obligada bajo los palos en el minuto 34. ¿Cómo vivió el momento?

—Estás en el banquillo viendo el partido y es algo que te coge por sorpresa, porque de repente tienes que salir a jugar al minuto siguiente. No es algo que se produzca muchas veces, pero entra dentro del guion y todo pasa por salir al campo lo más tranquilo posible para ayudar al equipo.

La experiencia juega a su favor. No le pesarán los guantes a estas alturas.

—No, yo lo vi como una oportunidad para jugar, disfrutar y ayudar a mis compañeros. Esta semana nos enfrentamos al Cartagena y estoy con muchas ganas de volver a disfrutar y hacerlo bien si juego.

El Amorebieta es su décimo club. ¿Ha cambiado mucho la entidad desde que llegó a Urritxe en 2019?

—Ha cambiado todo. El club ha dado un salto muy importante este año y se han mejorado muchas cosas. Hay más gente trabajando en el día a día, ahora entrenamos por las mañanas y en general todo es distinto y más bonito, por lo que queremos aprovechar esta oportunidad y seguir en Segunda División.

¿Qué ve si mira hacia atrás y hace un repaso rápido a su trayectoria?

—Todo lo que veo son momentos bonitos que he podido vivir gracias al fútbol y espero seguir viviéndolos. No sé durante cuánto tiempo, porque todavía no me he puesto una fecha para retirarme al ir feliz a entrenar todos los días y verme bien físicamente.

¿Ha sido justo el fútbol con usted?

—Lo único que sé es que el fútbol te da mucho a lo largo de los años y yo estoy muy orgulloso de lo que he hecho, de todas las decisiones que he tomado en mi carrera y de todos los clubes en los que he estado.

En Badajoz se erigió en uno de los héroes del ascenso del Amorebieta a la LaLiga SmartBank. ¿Qué valor le dio?

—El valor hay que dárselo a lo que hizo el equipo durante todo el año. Disfrutamos muchísimo todos los días y en todos los partidos que jugamos y eso, unido al hecho de ser un equipo de verdad, nos permitió conseguir ese ascenso y poder disfrutar ahora de ello.

En lo que a usted respecta, sin embargo, perdió la titularidad en favor del recién llegado Santamaría. ¿Lo entendió?

—Sí, hay que entenderlo. Fue una decisión del míster. Santamaría y yo estamos luchando por el puesto junto con Marino y lo importante, al final, no es que juegue uno u otro, sino que el Amorebieta siga un año más en el fútbol profesional.

¿Cómo es la competencia bajo los palos en el día a día?

—Bonita. Estamos dos porteros veteranos que ya sabemos de lo que va esto y Marino, que a sus 21 años está aprendiendo y mejorando mucho. La relación entre nosotros es muy buena y creo que la portería del Amorebieta está bien cubierta.

¿Siente la confianza de Iñigo Vélez?

—Iñigo ya sabe qué portero soy, qué condiciones tengo y lo que puedo hacer bien o mal. Este es el tercer año que trabajamos juntos y nos conocemos bien.

Si no pasa nada extraño, se estrenará como local en Lezama mañana contra el Cartagena.

—Es un partido muy importante para nosotros, porque necesitamos los tres puntos. El vestuario los quiere, estamos todos con esas ganas de conseguirlos y ese querer seguro que nos va a dar un punto extra para estar más cerca de ganar.

¿Ha sufrido mucho viendo los partidos desde el banquillo?

—Sí, se sufre mucho más que jugando, porque lo que sucede en el campo no está bajo tu control y llevaba muchos años sin estar en el banquillo, además. En ese sentido ha sido muy duro.

El diagnóstico es claro. El equipo compite en cada partido, pero necesita ganar cuanto antes como comentaba.

—Así es. El equipo siempre da la cara, pero nos falta un puntito más para ganar partidos como el del Sporting, en el que se nos escaparon dos puntos en casa. Creo que estamos cerca de lograrlo y esperemos que sea este sábado cuando llegue esa segunda victoria.

Usted comparte el día a día con los delanteros, a los que conoce bien. ¿Le falta gol realmente al Amorebieta?

—Llevamos ocho goles a favor en nueve partidos y es una cifra que está bien. Lo que nos está faltando es no encajar, que fue la base de la temporada pasada y debemos volver a ella. Es cierto que en Segunda División es mucho más difícil, pero tenemos que dejar la portería a cero, porque si lo hacemos, tendremos el 90 por ciento de posibilidades de ganar los partidos. Es algo que al cabo del año te da muchos puntos.

¿Qué mensaje transmitiría a los aficionados?

—Les diría que disfruten y que nosotros nos dejaremos todo para que el club continué el próximo año en Segunda División. Ese es nuestro sueño.

¿Y al resto de clubes de la categoría?

Ya han podido ver que el Amorebieta va a competir. Tendremos nuestros puntos fuertes y débiles, pero no se lo pondremos fácil a nadie.

"Nunca es bonito jugar por una lesión, pero estamos para ayudar y el puesto de portero ya sabemos cómo es"

"Lo importante no es que juegue uno u otro, sino que el Amorebieta siga un año más en el fútbol profesional"

"Llevamos ocho goles a favor en nueve partidos y es una cifra que está bien; lo que nos está faltando es no encajar"


noticias de deia