Desafío de altura en el Heliodoro

El Amorebieta visita al Tenerife con el reto de lograr el primer triunfo del curso a domicilio

10.10.2021 | 00:20
El Amorebieta, en un entrenamiento reciente. Foto: Borja Guerrero

Un punto en cuatro partidos como visitante se antoja un botín demasiado pobre para un Amorebieta decidido a dar un paso al frente fuera de casa a fin de parecerse lo máximo posible al equipo que se mantiene invicto en Lezama. Penúltimos en la tabla con siete puntos, seis de ellos sumados como locales, los zornotzarras son conscientes de la necesidad de comenzar a sumar a domicilio para poder escalar posiciones en una clasificación abierta a más no poder. La primera oportunidad, a modo de doble reto dada la importancia de ofrecer también una imagen más sólida que en anteriores salidas para opositar con fuerza a los puntos, se presenta esta misma tarde en el Heliodoro Rodríguez López.

El conocido estadio tinerfeño, uno de los más atractivos de cuantos asoman en LaLiga SmartBank, albergará a partir de las 18.15 horas un encuentro de armas tomar para los combativos pupilos de Iñigo Vélez, quienes deberán hacerse fuertes ante un poderoso Tenerife que se ha instalado en la zona noble de una liga en la que, no obstante, muestra una irregularidad de la que intentará sacar tajada el Amorebieta. Una victoria, un empate y una derrota suman, no en vano, los canarios en sus tres apariciones del curso ante sus aficionados, que vieron claudicar a los hombres de Luis Miguel Ramis frente al Mirandés (1-2) en el último compromiso en casa de un Tenerife que sueña con el ascenso de categoría.

La exigencia, por tanto, volverá a ser máxima para los azules, que han demostrado, no obstante, estar preparados para los grandes desafíos. Verdugos del Almería y merecedores de sendos empates contra otros rivales de postín como el Eibar y el Sporting, los vizcainos conocen el camino a seguir para tratar de puntuar en suelo canario, donde Iñigo Vélez contará solo con las bajas por lesión de Iker Unzueta y Óscar Gil. Con Oier Luengo recuperado para la causa tras cumplir un partido de sanción por su expulsión ante el Eibar, el técnico gasteiztarra tiene a su disposición a la práctica totalidad de la plantilla para insistir en su plan.

No variará su hoja de ruta el Amorebieta, equipo de autor con las ideas claras y protagonista de una progresiva adaptación a la competición que, eso sí, requiere de triunfos en el corto plazo para alimentar la confianza y espantar las dudas dentro de un vestuario en el que reina la tranquilidad con la ilusión y la ambición de crecer en cada choque por bandera. El Tenerife, un club histórico, con solera, emerge así como una nueva prueba de altura para un equipo que necesita una mayor solvencia en las áreas para poder cantar bingo al término de los noventa minutos. Dejar la portería a cero, objetivo pendiente desde el inicio del ejercicio, es otro de los desafíos a los que hará frente esta tarde un Amorebieta siempre competitivo, pero necesitado de puntos.

SOLIDEZ DEFENSIVA 

En busca de ellos saltarán al césped los azules, que se han desplazado con 23 futbolistas a bordo hasta Tenerife con el ánimo de conseguir la segunda victoria del curso y la primera a domicilio. Con un balance de siete goles a favor y once en contra, pero solo uno marcado como visitante por los seis recibidos fuera de Lezama, los zornotzarras desafían la autoridad de un oponente que suma en total diez dianas a favor y siete en contra para un total de catorce puntos en ocho jornadas. La mitad suma el Amorebieta, sin complejos, ni dudas en su aterrizaje en el Heliodoro.

noticias de deia