La reacción del Aurrera

El equipo ondarrutarra, que celebra su centenario, ha salido del descenso con una racha de cinco victorias

24.04.2021 | 11:16
El técnico Iñaki García, al frente de la plantilla del Aurrera de Ondarroa.

Hace unas semanas, muy pocos hubiesen apostado por la salvación del Aurrera de Ondarroa, un recién ascendido a Tercera que se instaló en zona peligrosa desde el principio. No obstante, el optimismo en torno al conjunto de Zaldupe, que este año celebra su centenario, ha ido creciendo a golpe de victorias. Despidió la liga regular con tres triunfos que ya no le bastaron para eludir la lucha por la permanencia, pero sí para encarar con otra perspectiva una segunda fase en la que ha ganado los dos primeros partidos. Así las cosas, una escuadra que en los 17 duelos disputados hasta el inicio de la racha actual solo se había impuesto en dos ocasiones ha sido capaz de amarrar los últimos 15 puntos en juego y abandonar los puestos de descenso por primera vez desde que arrancó la liga.

"Hubo un periodo en el que necesitábamos dos victorias seguidas y no llegaban. Ahora, cinco de golpe. No creo que haya una clave, le ponemos el mismo énfasis que antes. Intentamos hacer las cosas bien y, de repente, acompañan los resultados. Cuando no lo hacen, empiezas incluso a dudar de tu trabajo y necesitas los triunfos para trasladarle algo al equipo. Ahora todos estamos más tranquilos y confiamos más en lo que hacemos", valora el entrenador, Iñaki García, que llegó en diciembre desde el Elorrio de División de Honor, sorprendente rival del Aurrera la pasada campaña en la lucha por subir, en la que se hallaba solo un punto por debajo cuando la pandemia detuvo la competición. "No había entrenado nunca en Tercera y acepté el reto, aunque me dio pena dejar el Elorrio, un lugar muy especial. Los tres últimos años habíamos sido rivales y, gracias a ello, conocía muy bien al equipo, ya que además seguían 16 jugadores de la temporada pasada", explica el zaldibartarra.

"Al principio sufrimos muchas lesiones y hubo partidos en los que hasta cinco personas tuvieron que jugar fuera de su puesto. Eso mermaba al equipo. Aunque quedan un par de lesionados de larga duración, hemos recuperado a bastante gente y se nota", recuerda el capitán, Ander Laka, ondarrutarra de 31 años que lleva toda su vida en el club, salvo un curso en el Anaitasuna. "Antes hacíamos 15 minutos buenos pero luego llegaban otros 15 malos y nos marcaban. Con lo que costaba meter, suponía una gran losa. Ahora tenemos más continuidad", apunta quien firmó uno de los goles en el triunfo contra el Santutxu que dio inicio a la buena racha. Después tumbaron a Somorrostro, Urgatzi, Ariznabarra y Sodupe. "El vestuario está eufórico. Hasta enero no ganamos ningún partido, luego llegaron un par de victorias y ahora estas cinco seguidas", añade el lateral zurdo.

Cuando se produjo el cese del mister del ascenso, Ibon López, que afrontaba su cuarto curso seguido en el Aurrera, clausuraban el subgrupo A con cuatro empates y cuatro derrotas. "Sabía que la salvación estaba difícil, pero vine con la idea de disfrutar de la categoría e intentar mejorar la dinámica", reconoce García. Cuatro meses después, el Aurrera es tercero en el Grupo E, formado por los cinco peores equipos de cada subgrupo en la primera fase. De estos diez, solo los cuatro primeros evitarán el descenso. Los ondarrutarras, que encaran la tercera de las diez jornadas con 4 puntos de renta sobre la zona roja, reciben hoy la Cultural de Durango, que viene de un empate que cortó una racha de cinco derrotas. "Espero un duelo de mucha tensión y respeto. Ya todo son finales", subraya el técnico.

"Ahora que llega el momento más importante es cuando mejor estamos, a nivel de juego, ritmo, intensidad€ Los resultados también ayudan, tenemos más confianza", destaca Laka, que capitanea un plantel formado en su mayoría por jugadores de la localidad. La salvación, más próxima que en ningún otro momento del curso, supondría un gran premio en el año del centenario. "Con la situación actual todo ha quedado un poco descafeinado. Es una pena, porque es un club con un arraigo especial en el pueblo", lamenta el entrenador.

HORARIOS DE LA JORNADA. Además del Aurrera-Cultural (17.00), hoy se disputan en el Grupo E, con vizcainos en liza, Tolosa-Sodupe (16.30) y Somorrostro-Lagun Onak (18.00). Para mañana queda el Balmaseda-Santurtzi (17.00). En el C, esta tarde se juega el Gernika-Vitoria (18.30) y mañana el Sestao River-Urduliz (17.30). En el D, se ha aplazado el Deusto-Basconia por positivos en el cuadro visitante y mañana se jugará el Santutxu-San Ignacio (11.00).

noticias de deia