Un duelo entre los mellizos Goñi en el Laredo-Barakaldo

23.10.2020 | 01:32
Pablo Goñi, con la equipación del Cayón, y Miguel Goñi, con la vestimenta del Racing.

El delantero del Barakaldo Pablo Goñi se enfrentará el sábado a su hermano, Miguel Goñi, que es defensa del Laredo

Convivieron en el vientre de su madre durante nueve meses antes de venir al mundo, en el que han crecido bajo el mismo techo y con una pasión común, el balón, al que dieron sus primeras patadas en el patio del colegio antes de llegar al Bansander como benjamines. Sus caminos tampoco se separaron en alevines, cuando ambos accedieron a la cantera del Racing, club en el que los dos han cumplido el sueño de debutar con el primer equipo. El jugador del Barakaldo Pablo Goñi Gallego (Santander, 10-3-1998) y su hermano mellizo Miguel Goñi Gallego (Santander, 10-3-1998) han quemado juntos numerosas etapas tanto de sus vidas como de sus carreras futbolísticas, pero el sábado a partir de las 18.30 horas se convertirán en rivales con motivo de la visita fabril al Laredo.

"Será un partido muy especial, porque encima es nuestro debut en liga, ya que la primera jornada descansamos. Ya he jugado un par de veces contra él, pero será la primera en Segunda B", explica Pablo, delantero centro que la campaña pasada brilló en el Cayón cántabro, con el que ya se ha medido en dos ocasiones a su hermano, que defendía los colores del filial del Racing. Hace dos cursos logró marcar un gol y vencer por 3-1, mientras que la temporada pasada el duelo fraternal se saldó con 0-0. "En cuanto se publicaron los grupos, estábamos pendientes de la fecha de nuestro primer enfrentamiento, que ha llegado enseguida. Será un día muy especial, toda la familia lo está esperando y tenemos muchas ganas de que llegue", añade Miguel, defensa central que milita en el Laredo cedido por el Racing.

Debido a sus demarcaciones, les tocará estar en contacto durante el partido, lo que la da "todavía más gracia a la cosa", apunta Miguel. Sobre el duelo "hablamos poco, lo llevamos con naturalidad", indica Pablo, que califica a su mellizo como un defensa "durillo". "Ellos necesitan ganar después de perder el otro día en el último segundo contra el Amorebieta y nosotros, obviamente, también queremos empezar con una victoria", subraya el jugador del Barakaldo, que se muestra con "muchas ganas de empezar".

La de Pablo es una de las caras nuevas llegadas este verano a Lasesarre, a donde acude cada día desde Santander junto a Jose Picón y Miguel Gándara. El pasado curso fue el segundo máximo goleador del grupo cántabro de Tercera con con 21 dianas en 26 partidos ligueros. En pretemporada, estrenó su cuenta en el último amistoso, disputado el pasado fin de semana contra el Basconia, lo que le "viene bien para coger más confianza". Para este curso, no se fija una meta goleadora. "Nunca me he marcado ninguna cifra, siempre intento hacerlo lo mejor posible, pero sin presiones. Voy partido a partido para intentar ayudar al equipo", reconoce el ariete, que sí indica que en lo colectivo "el objetivo claro y principal es clasificarnos para la Segunda B Pro".

Para el Laredo, que ha regresado a Segunda B tres décadas después, supondrá su segundo partido consecutivo frente a un vizcaino, tras caer el sábado en Urritxe ante un Amorebieta que amarró el triunfo en la última jugada del encuentro. "Nos fuimos con una sensación muy mala, porque hicimos un partido muy competido y se nos escapó el punto en la última jugada, a balón parado. Pero bueno, de todo se aprende", lamenta Miguel, que durante los 90 minutos libró una titánica batalla contra los arietes azules Orozko y Obieta. Mañana podría ocurrir lo propio frente a su mellizo, pero no bajará la guardia. "En el campo se nos olvida que somos hermanos y cada uno mira por lo suyo", avisa el central, que califica el Grupo 2A, integrado por nueve equipos vascos y dos cántabros, como "muy duro, con un fútbol muy físico". Los Goñi también se mojan con una porra. El defensa del Laredo apuesta por un 1-0 favorable a su equipo, mientras que el delantero del Barakaldo se la juega con un 0-2. El césped de San Lorenzo dictará sentencia.

"No me he marcado ninguna cifra de goles, intento hacerlo lo mejor posible y sin presión"

pablo goñi

Jugador del Barakaldo

"Será un día especial, toda la familia lo está esperando y tenemos ganas de que llegue"

miguel goñi

Jugador del Laredo