Espanyo 0-2 Eibar

El Eibar culmina ante el Espanyol otro milagro

El equipo de Mendilibar se asegura la categoría ante un rival sin alma que concedió dos penaltis

13.07.2020 | 01:19

Espanyol0

Eibar2

ESPANYOL: Diego López; Víctor, Bernardo, Cabrera, Dídac; Melendo (Min. 72, Nico Melamed), Marc Roca (Min. 85, Darder), David López, Embarba (Min. 72, Wu Leim); Campuzano (Min. 59, Raúl de Tomás) y Calleri.

EIBAR: Dmitrovic; Tejero (Min. 78, Arbilla), Burgos, Bigas, Soares; Cristóforo (Min. 78, De Blasis), Expósito (Min. 90Atienza), Sergio Álvarez, Diop (Min. 90, Oliveira); Inui y Kike García (Min. 64, Enrich).

Goles: 0-1: Min.25: Expósito, de penalti. 0-2: Min. 36: Expósito culmina el rechace de otro lanzamiento de penalti.

Árbitro: Del Cerro Grande (comité madrileño). Amonestó a Dídac y Marc Roca, por el Espanyol; y a Tejero y Enrich , del Eibar.

Incidencias: RCDE Stadium, sin público.

cornellà – El Eibar dio un paso de gigante hacia la permanencia en Primera División otra temporada más al vencer por 0-2 en el RCDE Stadium al Espanyol, ya descendido y con un rendimiento pésimo, gracias a dos penaltis. Tras este resultado, el Eibar suma 39 puntos y, a dos jornadas para que finalice el campeonato, se aleja de las posiciones de descenso casi definitivamente.

El Espanyol hizo méritos para adelantarse en el marcador en los primeros compases del encuentro. Los de Rufete metieron al Eibar en su campo y disfrutaron de oportunidades claras, como un remate de cabeza de Calleri ante el que Dmitrovic tuvo que lucirse. Los de Mendilibar tenían problemas para controlar el ritmo del choque.

Todo cambió en el minuto 25. Víctor Gómez frenó una ocasión de Inui con mano dentro del área y el colegiado señaló penalti. Desde los once metros, Expósito adelantó al Eibar. Diego López adivinó la trayectoria, pero no pudo atajar el disparo raso.

Un tanto que dejó al Espanyol en caída libre. Diez minutos después, Expósito marcó de nuevo. Bernardo tocó la pelota con una mano dentro del área y el VAR dictaminó que la acción era penalti. El meta paró el disparo, pero el rechace fue bien aprovechado por el futbolista armero para colocar el 0-2.

En la reanudación, el Eibar insistió para sentenciar el encuentro, mientras que Rufete movió el banquillo buscando agitar a su equipo. Raúl de Tomás era la gran esperanza blanquiazul, aunque el movimiento no sirvió de mucho. La imagen del anfitrión, que encadenó la séptima derrota consecutiva, seguía muy alejada de lo que esperan sus aficionados.

El Espanyol estaba colapsado anímica y futbolísticamente y el Eibar se conformaba con un marcador que le garantizaba el triunfo y, posiblemente, la permanencia en Primera.

noticias de deia