Segunda División

La misión de Ziganda, salvar al Real Oviedo

El club cesa al polémico Rozada y ficha a Ziganda, que llevaba sin entrenar desde que dejó el Athletic

19.02.2020 | 06:16
José Ángel Ziganda en Lezama

bilbao - José Ángel Ziganda se despidió del Athletic "frustrado, decepcionado y triste", según confesó aquel 20 de mayo de 2018, amén de asumir las culpas por la mala trayectoria del equipo rojiblanco en aquella temporada, finalizada en la decimosexta posición clasificatoria, con solo 43 puntos, y ahora regresa al circo futbolístico por la puerta de emergencia, llamado por la directiva del Real Oviedo con la encomienda de evitar el descenso a Segunda B en las catorce jornadas que restan para terminar LaLiga SmartBank.

El técnico de Larrainzar firma hasta el fin de la temporada, tendrá como ayudante a Bingen Arostegui y hoy mismo se podrá a la faena en las instalaciones de El Requexón.

Los dirigentes del club carbayón destituyeron ayer a Javi Rozada por los malos resultados. La derrota en el Carlos Tartiere (1-2) ante el Alcorcón el pasado domingo precipitó los acontecimientos, sobre todo por la alarma que ha generado caer otra vez en los puestos de descenso. Rozada tomó las riendas del equipo en la sexta jornada sustituyendo al argentino Sergio Egea, cuando entonces el Oviedo estaba tres puntos por encima de la zona roja.

Javi Rozada vio el partido contra el Alcorcón desde la grada, cumpliendo el primero de los partidos de sanción con los que fue sancionado por el Comité de Competición tras ser expulsado por dirigirse al árbitro en actitud intimidatoria en el Oviedo-Rayo Vallecano para protestar por un penalti en contra. Sucede que el técnico es reincidente. Ya le pasó algo parecido frente al Racing, en el último partido del pasado año en El Sardinero, donde también fue expulsado y sancionado con dos encuentros; o en su etapa en el Lealtad, de Segunda B, cuando fue expulsado ante el Guijuelo por encauzar uno de sus cabreos salpicando con barro a un linier.

Por si fuera poco los malos resultados, al entrenador astur también le pierde su carácter volcánico, una característica de la que sí carece José Ángel Ziganda.

Experiencia en Mánchester Cuando dejó el Athletic con ese amargor que no ocultó en su despedida, el técnico navarro optó por desconectar por un tiempo del fútbol y luego se asentó durante varios meses en Mánchester para aprender inglés y observar los entrenamientos y los partidos de los dos grandes equipos de la ciudad, el United y el City, donde imparte docencia balompédica Pep Guardiola. También compartió charlas con Marcelo Bielsa en la cercana Leeds.

Cuco Ziganda inició su carrera como entrenador en las categorías inferiores de Osasuna y luego dirigió al primer equipo durante dos años (2006-08). En la temporada 2009-10 probó fortuna en el Xerez, en Primera División, desde el año 2011 hasta el 2017 dirigió al Bilbao Athletic y en la campaña 2017-18 estuvo al mando del Athletic.