Umtiti niega haber destrozado una casa de alquiler en Esplugues

06.02.2020 | 13:30
El defensa francés del FC Barcelona, Samuel Umtiti, a la salida de los Juzgados de Esplugues de Llobregat

La dueña reclama 183.000 euros por daños, sobre todo en la piscina y el parqué

ESPLUNGUES DE LLOBREGAT. El defensa del Barcelona Samuel Umtiti negó este jueves haber destrozado una vivienda de alquiler en la localidad de Esplugues de Llobregat y haber causado unos daños en la misma por los que su propietaria le reclama 183.000 euros.

Durante el juicio, celebrado esta mañana en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Esplugues de Llobregat, Umtiti declaró como acusado por unos desperfectos causados en su antigua casa de alquiler, en la cual vivió sin compañía alguna hasta el 3 de diciembre de 2018.

La dueña quedó descontenta con el estado en que el jugador dejó el inmueble, ya que había desperfectos en diferentes puntos de la casa, en especial en la piscina y el parqué, por los que reclama un total de 183.000 euros.

Durante el juicio, Umtiti explicó que, consciente de que se trataba de una "casa lujosa" que requería de un cuidado especial, contrató a una trabajadora para la limpieza y a una persona de mantenimiento, a la que llamaba cuando había algún desperfecto para que se encargara de buscar a las personas necesarias para solucionarlo.

El internacional francés negó rotundamente ser el responsable de los destrozos encontrados y mencionó que el único deterioro que conoce es "el normal" de cualquier persona en el día a día de una casa que utiliza como domicilio habitual.

"Yo no he hecho ninguna fiesta", afirmó Umtiti para defender que los desperfectos en la vivienda no los había provocado ni él ni tampoco nadie de su entorno.

A preguntas del abogado de la acusación sobre las presuntas manchas de alcohol que aparecieron en el interior del inmueble, Umtiti reiteró que desconoce su origen, ya que no bebe alcohol.

El central azulgrana, a petición de su abogado, ha abandonado el juzgado tras su declaración para tomar un avión privado hasta Bilbao, dónde esta tarde se unirá a sus compañeros para disputar, a la 21:00 horas, el partido de cuartos de final de la Copa, ante el Athletic en San Mamés. EFE