El Bilbao Athletic choca contra el Calahorra

El filial rojiblanco empata contra un oponente sólido y rocoso que llevó el duelo a su terreno

09.02.2020 | 14:00
El Bilbao Athletic no fue capaz de marcar.

BILBAO ATHLETIC: Ezkieta, Areso, Sillero, Vivian, Gorri, Vencedor, Sancet, Zarraga, San Bartolomé (Min. 63, Baqué), Morcillo (Min. 71, Córdoba) y Tascón.

CALAHORRA: Zabal, Márquez, Alberto, Cristian, Joan Rojas, Morgado, Parla (Min. 73, Kamal), Jorge Fernández, José Ramón, Adrien Goñi (Min. 59, Yasin Lorenzo) y Chaco (Min. 85, Nacho Díaz).

Árbitro: Irurtzun Artola (navarro). Mostró tarjeta amarilla a los locales Gorri, Sillero, Tascón, Baqué y Sancet y a los visitantes Cristian, Rojas, Adrien Goñi, Jorge Fernández y Márquez.

Incidencias: Unos 700 espectadores en Lezama.

lezama - Empate sin goles entre un Bilbao Athletic que se mostró impotente y un Calahorra que contemporizó a su rival hasta llevarle a su terreno y sumar un punto en el siempre temido feudo rojiblanco. El partido resultó muy reñido y disputado y en él los riojanos impusieron su juego lento y aburrido, perjudicando la construcción e iniciativa local y, al mismo tiempo, la posibilidad de contraataque, que tan bien le va al equipo de Joseba Etxebarria. Tampoco hubo peligro real. Un par de intentos altos de San Bartolomé y otros dos de Zarraga por la derecha pero en todos los casos se encontraron con un Zabal muy seguro.

El Calahorra apenas arriesgaba y Ezkieta se hizo con el balón en un par de acercamientos riojanos. La jugada más clara en la primera parte fue un disparo en el que Tascón obligó a intervenir a Zabal tras una pérdida visitante. La solidez del Calahorra se imponía y ni Morcillo ni Vivian pudieron finalizar con éxito a la salida de un córner. El equipo visitante quería un partido tranquilo, sin ritmo; mientras que el Bilbao Athletic buscaba salir en velocidad. Tras el descanso, el escenario no varió. Zabal se hacía demasiado grande para los de casa y los rojiblancos querían pero no podían encontrar la combinación para abrir la caja fuerte visitante. El Calahorra continuó con su libreto. Duro, sin contemplaciones, ni concesiones y con la remota esperanza de una jugada a balón parado que tampoco llegó. Sancet, que estuvo excesivamente vigilado, probó suerte desde la frontal. La segunda parte resultó todavía más atropellada. Ezkieta mostró sus credenciales y en ningún momento fue inquietado por el Calahorra.

Los de Etxeberria metieron una marcha más en la recta final, pero tampoco fue suficiente. Asier Córdoba, solo en el segundo palo a la salida de un saque de esquina, desperdició una ocasión de oro para marcar, pero su cabezazo se marchó fuera. Vivian, impecable en defensa que actuó con Sillero de central, se lanzó a la desesperada y desde la frontal lanzó un zurdazo que lamió la base del poste pero por fuera. El Calahorra se salió con la suya, logró empatar en Lezama y se posiciona junto con el Bilbao Athletic en la zona alta con cuatro puntos. - J. C. Grande