composición final

Aprobados los grupos de Segunda B

Los equipos vascos quedan encuadrados con los riojanos y los castellano-leoneses

09.02.2020 | 08:50
Derbi entre el Barakaldo y el Bilbao Athletic.

bilbao - La Federación Española de Fútbol aprobó ayer la composición final de los cuatros grupos de la Segunda División B, categoría que echará a rodar los próximos 24 y 25 de agosto, con algunos cambios en el grupo II, aquel en el que quedan encuadrados los equipos vascos. Y es que, a diferencia de la temporada pasada, en la que conjuntos asturianos (Sporting de Gijón B, Oviedo B, Langreo) y cántabros (Racing de Santander y Gimnástica de Torrelavega) formaron parte de dicho grupo, en esta ocasión, serán sustituidos por los clubes castellano-leoneses.

Así, en el grupo II estarán: Barakaldo, Bilbao Athletic, Real Sociedad B, Leioa, Amorebieta, Getxo, Real Unión y Alavés B, Osasuna B, Izarra, Tudelano, Haro, UD Logroñés, Calahorra, Cultural Leonesa, Guijuelo, Unionistas, Salmantino, Burgos y Real Valladolid B. Mientras que los equipos asturianos pasarán a formar parte del Grupo I, el grupo que, de lejos, más quebraderos de cabeza le ha dado a la RFEF. Y es que, el objetivo de la Comisión de la Federación, presidida por José Ángel Peláez, máximo responsable de la Territorial Cántabra, ha sido intentar no separar a los conjuntos de una misma Comunidad Autónoma. Una prioridad que se ha cumplido porque todos los equipos jugarán en el mismo grupo que el resto de los clubes de su territorial. Porque, como se preveía, la principal novedad para el próximo curso está en el traslado de la UD Melilla, tradicionalmente en el Grupo IV, al Grupo I, en el que también estarán los tres equipos baleares (Peña Deportiva, UD Ibiza y Atlético Baleares) y el único representante canario, el filial de la UD Las Palmas. Este grupo, que se completa con los conjuntos madrileños, gallegos y asturianos, será el que sumará los desplazamientos más largos, lo que ha generado una gran controversia.

Como es habitual, no todos los equipos apoyaban dicha distribución; pero aún así, la propuesta de la RFEF ha sido aprobada con 43 votos a favor y 37 en contra. De esta forma, en el resto de grupos, el grupo III estará constituido por los conjuntos catalanes, valencianos y aragoneses; mientras que el grupo IV quedará formado por los clubes de Andalucía, Murcia, Castilla la Mancha y Extremadura.