LALIGA SANTANDER

El Rayo sujeta un hilo de esperanza

El equipo vallecano hace de la necesidad virtud y vence 22 años después a un indolente Real Madrid

09.02.2020 | 01:45

Rayo Vallecano1

Real Madrid0

RAYO VALLECANO: Alberto; Tito, Abdoulaye Ba, Gálvez, Alex Moreno; Mario Suárez (Min. 75, Medrán), Uche, Pozo (Min.84, Trejo), Embarba, Bebé (Min. 78, Álvaro García); y Javi Guerra.

REAL MADRID: Courtois; Carvajal, Varane, Vallejo, Marcelo; Llorente, Kroos, Modric (Min. 73, Isco), Ceballos (Min. 61, Brahim); Mariano (Min. 81, Lucas Vázquez) y Bale.

Gol: 1-0: Min. 22; Embarba, de penalti.

Árbitro: González Fuertes (Comité asturiano). Amonestó a Mario Suárez, Uche, del Rayo; y a Vallejo, Modric, Mariano y Marcelo, del Real Madrid.

Incidencias: Estadio de Vallecas, 13.273 espectadores.

madrid - Veintidós años después de aquel 19 de febrero de 1997, el Rayo, con un gol de Adrián Embarba de penalti, volvió a ganar al Real Madrid en Liga y sumó tres puntos vitales que le mantienen con vida en Primera a falta de tres jornadas en las que el conjunto blanco, tercero de la clasificación, no tendrá nada en juego.

En la previa del partido, Paco Jémez, entrenador del Rayo, advirtió que el Real Madrid era mejor que ellos en todo, salvo en una cosa, "la necesidad". Precisamente por eso, el equipo vallecano saltó al césped con una marcha más que su rival, al que desde el principio sometió a un ritmo muy alto de juego.

Con la baja por lesión de su jugador más en forma, el francés Karim Benzema, Zinedine Zidane dio la titularidad a Mariano Díaz en el ataque y en la portería también sorprendió la apuesta por el belga Thibaut Courtois, que relegó al banquillo al costarricense Keylor Navas.

Las mejores ocasiones en la primera parte fueron del Rayo y en casi todas participó su futbolista más imaginativo, José Ángel Pozo, personaje secundario con Míchel pero protagonista destacado con Paco Jémez.

A los 22 minutos, y tras recurrir al VAR, González Fuertes pitó penalti por una falta de Vallejo sobre Javi Guerra. Embarba, desde los once metros, acertó con su disparo.

Con ventaja en el marcador, el Rayo aprendió de sus errores de antaño, cuando nada más ponerse por delante se echaba atrás y jugaba a merced de su rival. En esta ocasión no lo hizo y siguió tuteando al Real Madrid.

Un disparo de Bale, de falta directa, que despejó Alberto por encima del travesaño a los 68 minutos, llevó el nerviosismo a la parroquia vallecanaCon este resultado, el Rayo sigue en descenso con 31 puntos a seis de la salvación que marca el Girona, mientras que el Real Madrid, con 65, se queda a nueve del segundo, el Atlético.