lAlIGA sANTANDER

Campeón por rutina

El Barcelona conquista una nueva liga a tres jornadas del final del campeonato con gol de Messi, que salió del banquillo y tumbó al Levante

09.02.2020 | 01:40
El argentino Lionel Messi levanta la copa que certifica al Barcelona como ganador de su 26ª liga.

El Barcelona conquista una nueva liga a tres jornadas del final del campeonato con gol de Messi, que salió del banquillo y tumbó al Levante

Barcelona1

Levante0

BARCELONA: Ter Stegen; Semedo, Piqué, Lenglet, Alba; Rakitic, Arturo Vidal y Arthur (Sergio Busquets, min.72); Dembélé (Sergi Roberto, min.84), Coutinho (Messi, min.46) y Suárez.

LEVANTE: Aitor Fernández; Moses (Morales, min.46), Coke, Vezo, Rober Pier, Luna; Vukcevic (Bardhi, min.64), Campaña, Rochina (Roger Martí, min.83); Jason y Mayoral.

Gol: 1-0, min.61: Messi.

Árbitro: De Burgos Bengoetxea (Comité Vasco). Amonestó a Rakitic (min.14), Piqué (min.70), Semedo (min.76), Sergio Busquets (90+1) por parte del Barcelona; Rochina (min.56), Vezo (min.58), Coke (min.83) por parte del Levante.

Incidencias: partido de las jornada 35 de LaLiga Santander disputado en el Camp Nou ante 91.917 espectadores. Antes del partido la afición azulgrana ovacionó a Francesc Satorra, excoordinador de banquillos del Camp Nou, que presenció el partido desde el palco.

Barcelona - Un solitario tanto del argentino Lionel Messi en el segundo tiempo dio al Barcelona los tres puntos que le faltaban para proclamarse campeón de LaLiga Santander, el vigésimo sexto título en su palmarés, en un partido loco en el que el Levante (1-0), necesitado de puntos, compitió hasta el final. El jugador rosarino, que empezó el partido desde el banquillo, lideró el triunfo que le faltaba al Barcelona para celebrar el título ante su afición.

Los compañeros del argentino no se reservaron. Mandaron con el balón y maniataron al Levante en la presión. Se multiplicaron las ocasiones y si el Levante no acabó el primer tiempo por detrás, fue gracias a Aitor Fernández.

Ante el vendaval azulgrana, el guardameta vasco fue un salvavidas para sus compañeros. Ya en el minuto 2 salvó con los pies el primero de Luis Suárez antes de que Philippe Coutinho se reivindicara con una brillante actuación que solo le faltó rematar con el premio del gol. El brasileño no se escondió y presentó su candidatura para ser titular ante el Liverpool. Desequilibró con su delicada técnica y buscó el gol con ansia. Si no llegó fue por la soberbia actuación de Aitor.

Lo probó el exjugador del Liverpool de todas las maneras posibles. Con un disparo lejano y raso, una llegada al área a pase de Arthur Melo y un remate flojo con la testa. En todos ellos se topó con el arquero rival. Y si Aitor no atajaba, el travesaño escupía una potente falta directa a cinco minutos del descanso.

Monólogo En el monólogo azulgrana, el Levante, desbordado en defensa, esperaba su ocasión al contraataque, pero tanto Piqué como Lenglet, en la línea de toda la temporada, frenaron las tímidas llegadas de su rival. Pero el Levante sobrevivía. Buscó en el segundo tiempo más velocidad y gol Paco López con la entrada de Morales, pero las ocasiones no llegaban y el Barcelona avisaba con una magnífica rosca que rozó el palo izquierdo de la portería de Aitor.

Se impacientaban los locales, especialmente Dembélé, impreciso en ataque. Y el único gol azulgrana llegó también a trompicones. El extremo francés inició la jugada, perdió el balón que lo recuperó Vidal con la testa. El balón le llegó a Messi que, desde dentro del área, fusiló con la zurda a Aitor (1-0, min.61). - DEIA