SEGUNDA DIVISIÓN B

El Gernika, con la miel en los labios

Un gol del Sanse en el 86 evita el triunfo de los forales, que se adelantaron gracias a Gandiaga

08.02.2020 | 23:51
El Gernika tuvo que conformarse con un empate ante la Real Sociedad B.

Real Sociedad B1

Gernika1

REAL SOCIDAD B: Zubiaurre, Sola, Petxarroman, Le Normand, Aranbarri, Zubimendi, Thior, Gorostidi (Min. 76, Veiga), Olaizola, Aldasoro (Min. 65, Roberto López) y Djouahra (Min. 88, Celorrio).

GERNIKA: Carrio, Kevin, Guarrotxena, Berasaluze, Carracedo, Aimar, Gandiaga (Min. 75, Entziondo), Gorka Larruzea, Santamaría (Min. 57, Pradera), Abaroa (Min. 81, Lander) y Parra.

Goles: 0-1: Min. 19; Gandiaga. 1-1: Min. 86; Thior.

Árbitro: Cueto Amigo. (Castilla y León). Amonestó a los locales Aldasoro, Thior y Zubimendi; y a los visitantes Parra y Berasaluze.

Incidencias: Unos 300 aficionados en Zubieta.

bilbao - El Gernika rozó la victoria en su visita a Zubieta, pero finalmente se tuvo que conformar con su quinto empate consecutivo. Los forales se adelantaron durante su sensacional arranque de partido por medio de Gandiaga. No obstante, una Real Sociedad B que venía de tres derrotas seguidas fue sintiéndose cada vez más cómoda y dejó a los gernikarras con la miel en los labios, ya que Thior estableció el definitivo 1-1 en el minuto 86. El punto le sirve al cuadro vizcaino para escalar un peldaño, hasta la casilla de play-out, gracias al tropiezo del Real Unión en Lasesarre, pero le mantiene dos puntos por debajo de la zona tranquila.

El Gernika salió con una marcha más y se instaló en campo realista. Así, las primeras ocasiones fueron vizcainas. Un centro de Kevin, que volvió a actuar por la izquierda, lo remató fuera Abaroa. Siguió intentándolo el cuadro visitante, pero nadie alcanzó el pase de la muerte de Gandiaga. Dado el panorama, el 0-1 no extrañó a nadie. Abaroa encontró a Santamaría, cuyo disparo defectuoso se convirtió en una genial asistencia para que Gandiaga firmara su primera diana del curso. El gol despertó a los guipuzcoanos, que poco a poco empezaron a demostrar su talento. Cuando más apretaban los locales, el descanso le vino como agua de mayo al Gernika.

La segunda mitad comenzó con dominio alterno y poco interés en las áreas. El Sanse gozaba de mayor posesión y los gernikarras trataban de contragolpear. A la hora de partido, los potrillos tuvieron una clara ocasión para empatar al aprovechar uno de los pocos huecos que dejó la zaga vizcaina. Thior se plantó mano a mano contra Carrio y el portero salió airoso con una gran parada. El Gernika respondió a balón parado con un remate alto de Abaroa. Los potrillos tuvieron otra buena oportunidad en el 70, cuando Carrio se lució para desviar el tiro raso de Olaizola. Ya en el tramo final, cuando parecía que los forales tenían el duelo bajo control, Thior estableció la igualada de volea en el 86. Siguieron apretando los realistas y a los de Urtzi Arrondo les tocó multiplicarse atrás para salvar el punto.