Presidente de la sociedad ciclista amorebieta

Iñigo Larrucea: “Lo lógico es que Movistar sea el que mande y gane la carrera”

Iñigo Larrucea encara con ilusión la 65º edición de la Klasika de Amorebieta, donde el próximo domingo 14 equipos sufrirán con el triple paso por Muniketa y Autzagane

09.02.2020 | 00:05
Iñigo Larrucea. Fotografía de Borja Guerrero

Amorebieta - Terminadas las pruebas de cadete, junior y sub'23, y en plena Itzulia, Iñigo Larrucea ultima los detalles de la 65ª edición de la Klasika Primavera de Amorebieta. El presidente de la Sociedad Ciclista Amorebieta, organizadora de la prueba patrocinada por DEIA, habla sobre la carrera que cerrará la semana del ciclismo vasco.

65 ediciones de la Klasika Primavera de Amorebieta. Son muchas ediciones.

-Una más, hay que hacer otras 65.

¿En qué se diferencia esta edición de las anteriores?

-Sobre todo en el presupuesto. Hoy en día, desgraciadamente, estamos en un momento de decadencia y no tenemos casi ni un duro comparándonos con nuestra época gloriosa más cercana, que habrá sido hace ya unos quince años. Entonces teníamos aquí a los mejores corredores del mundo y ahora desgraciadamente no tenemos el dinero suficiente para traerlos. La diferencia es esa porque luego, a nivel organizativo, de asistencia al público y demás, es todo igual que otros años.

A pesar de esa situación económica, van a contar con Movistar.

-Sí, estamos a la espera de lo que nos diga Alejandro Valverde porque en principio no tiene previsto correr en Amorebieta, pero según la información que nos ha llegado desde su equipo, depende de los resultados y de cómo vaya en la preparación. Es decir, en principio no saben seguro si a correr aquí o no. Yo mantengo la esperanza de que venga Valverde, porque para nosotros es muy importante que esté. Pero entendemos que para un corredor de ese nivel todo es cuestión de prepararse y entrenar y que tiene otros objetivos que correr esta Klasika.

Es justo Movistar quien marcó la diferencia la edición pasada, cuando Valverde le puso la victoria en bandeja a Amador.

-Sí, es lo normal. Y en esta edición igual. Viendo los equipos que tenemos, que todavía no hemos cerrado todos, es lógico que Movistar sea el que mande y el que gane la carrera.

La Klasika cierra la semana del ciclismo vasco al celebrarse después de la Itzulia. ¿Los corredores llegan con ganas?

-Sí, claro. No podemos traer a nuestra carrera a los grandes equipos del World Tour para que entre ellos se disputen la victoria y eso hace que sea Movistar quien tome el mando. Pero también hay equipos como el Manzana Postobón, que es un equipo sudamericano de primer nivel, que vienen a Amorebieta y quieren dejarse ver. Además, tenemos también al Caja Rural, al Euskadi-Murias y a la Fundación, que son de casa, y al resto de equipos que estarán encantados de intentar hacerle rabiar un poco a Movistar.

Otra cosa que no cambia es el recorrido, vuelve a ser lo más duro el triple paso por Muniketa y Autzagane.

-Sí, el recorrido siempre es el mismo, el de toda la vida. La gente del pueblo ya nos está diciendo que hay que cambiar, pero nosotros vamos a seguir como siempre. Este es nuestro recorrido. Hacemos el mismo trazado, las mismas vueltas por el pueblo y los tres pasos por Muniketa y Autzagane. Eso es así y eso no se va a cambiar.

¿Cree que a alguno del pelotón no le van a dar las piernas y se va a quedar ahí arriba?

-Para esta gente, la subida a Autzagane es un repechito, pero sí es cierto que la carrera pesa y, aunque Autzagane no tenga la dureza que tenía antaño, después de 160 kilómetros, subir ese repechito que nos ha quedado ahora, quieras o no, duele. Además, ya están acabadas las obras de la subida y lo que era la carretera vieja, ahora ha quedado muy bien así que creo que habrá mucho aficionado por allí.

Que esta carrera haya llegado a las 65 ediciones refleja la afición que hay en Amorebieta por el ciclismo, ¿no?

-Claro. Al final es cuestión de seguir la tradición de los que empezaron esto y no solo con la carrera de élite, porque el pasado fin de semana celebramos las pruebas cadete, junior y sub'23. Hubo un ambiente muy bueno, muchas familias disfrutando de un día de ciclismo porque, como es víspera de la Itzulia, la gente ya tenía ganas de que llegara el ciclismo a Euskadi. De hecho, calculamos que entre los dos fines de semana participen en la Klasika de Amorebieta unos 400 deportistas.