“Era imposible romper el partido”

Mario López resaltó el control del rebote y la aportación de Williams como claves del encuentro

08.02.2020 | 19:41
Margaret Roundtree trata de anotar bajo el aro.

Gasteiz - El Lointek Gernika superó un encuentro complicado ante el IDK Gipuzkoa. Las gernikarras llevaron la iniciativa durante los cuarenta minutos, pero no pudieron romper el choque y vieron cómo el conjunto guipuzcoano se acercaba una y otra vez. Sin embargo, la irrupción final de Courtney Williams y un mayor control del rebote dejaron sentenciado el partido. "A pesar de que íbamos por encima en el marcador, era imposible romper el partido. Hemos sufrido mucho con el rebote ofensivo en la primera parte y pequeños errores defensivos hacían que aunque estábamos acertados en ataque, no nos marcháramos en el marcador", analizó Mario López, que reconoció que ayer no se vio al "Gernika más fluido" y elogió la actuación de su nueva incorporación: "Esperábamos una Courtney brillante después de ver los tres entrenamientos que hizo y porque sabemos quién es. Esperábamos que pudiera marcar diferencias".

Uno de los momentos claves fue la irrupción de Naiara Díez en el partido. La capitana del Gernika entró con el marcador ajustado (54-52) y tiró de galones. Dos triples consecutivos suyos permitieron que el conjunto vizcaino pusiera tierra de por medio. "Es trabajo del equipo y eso demuestra lo que es nuestro equipo. Algunas juegan más y otras menos, pero cuando salimos tenemos que demostrar lo que podemos hacer. Me nutro de lo que generan mis compañeras, me la dan porque confían en mí y no les puedo fallar", declaró Díez.

LA IMPORTANCIA DE WILLIAMS Por su parte, Azu Muguruza resaltó la importancia que tuvo Williams en el partido. "Teníamos delante a un rival que conocemos mucho, pero había una jugadora que no. Nuestra esperanza era que siendo su primer partido estuviera un poco más perdida, pero la verdad es que no ha sido así", comentó la entrenadora del IDK Gipuzkoa. La donostiarra reconoció que el plan "no nos ha salido bien" y que su meta era "jugar a un marcador de menos puntos". A pesar de todo, quedó satisfecha con el trabajo de sus jugadoras y deseó lo mejor a sus adversarias de ayer: "Perfumerías es un gran equipo, pero creo que Gernika durante toda la temporada ha demostrado que puede pelear contra cualquiera. Nosotras estaremos ahí para animarles".