El Zornotza logra un triunfo vital en el derbi

bercy fue clave para derrotar en la prórroga a los jóvenes del baskonia

07.02.2020 | 22:42

ZORNOTZA: Bercy (34), Mazaira (12), Barros (11), Osakue (14), Champagnie (7) -cinco inicial- Estalayo (6), Bobbitt (14), Orue-Mazaga (0).

GRUPO ELEYCO BASKONIA: López (18), Raieste (29), Sow (5). Paukste (4), Miller (19) -cinco inicial- Barbosa (0), Martínez (20), Esteban (0).

Parciales: 25-23, 49-43 (descanso), 67-60, 83-83 (final) y 98-95.

Árbitros: Esteve y Martínez. Eliminaron a Miller.

bilbao - Tuvo que sufrir hasta llegar a una prórroga, pero el Zornotza logró en el derbi ante el Baskonia el triunfo que necesitaba para sacudirse la presión que le había creado su racha de tres derrotas consecutivas. El objetivo de alcanzar el grupo de ascenso está muy cerca desde hace semanas, pero había que seguir ganando para atarlo y los verdes tuvieron que imponer su experiencia para derrotar a los jóvenes baskonistas, entre los que se alinea un chaval aún en edad cadete, Pape Sow.

Era un momento delicado con la salida del equipo de Randy Onwuasor, pero el Zornotza se mostró al menos más ordenado que en anteriores partidos, aunque no faltaron minutos de cierto descontrol que hicieron perder ventajas. Sin embargo, el equipo de Mikel Garitaonaindia encontró en Kevin Bercy un soporte clave. El canadiense impuso su fortaleza ante los imberbes pívots del Baskonia y acabó con 34 puntos y 14 rebotes. Además, firmó el tapón sobre el argentino Lautaro López en la última jugada que permitió llegar a la prórroga.

Los visitantes habían sobrevivido gracias a la clase y finura del estonio Sander Raieste y a la veteranía de Iván Martínez en un partido de alto ritmo que el Zornotza no logró cerrar a tiempo, pese a que Mazaira acompañó con sus cuatro triples a Bercy. En la prórroga, los gasteiztarras mandaron hasta que un triple de Estalayo y una canasta de Bercy provocaron una ventaja de cuatro puntos que los locales pudieron defender con uñas y dientes. Con tres puntos arriba, Raieste anotó un tiro de dos insuficiente a tres segundos del final y Barros selló la victoria con dos tiros libres que fueron un balón de oxígeno para el Zornotza, que está a una victoria de meterse en el grupo de los mejores y aún le queda un partido ante un público de Larrea que no gana para sustos. - R. Calvo