Entrenador del Gernika Rugby Taldea

Eduardo Maidagan: "El objetivo no es ser primeros de grupo, sino ser primeros a nivel estatal"

06.03.2021 | 00:23
Eduardo Maidagan: "El objetivo no es ser primeros de grupo, sino ser primeros a nivel estatal"

El Gernika Rugby Taldea comienza mañana y como invicto la segunda fase del curso y su técnico, Eduardo Maidagan, admite tener entre ceja y ceja el 'play-off' de ascenso a Honor

Los basurdes arrancan a domicilio este domingo (12.30 horas) ante el Pasek Belenos asturiano la segunda vuelta de la División de Honor B. Lo hace con pleno de victorias y primero de su grupo. Así que su técnico Eduardo Maidagan apunta alto y quiere colocar al Gernika en lo más alto de la clasificación estatal para poder afrontar en mejores condiciones la fase de ascenso a la máxima categoría del rugby. Un play-off al que solo accederán los dos primeros de cada grupo –hay tres– y los dos mejores terceros.

¿Qué valoración hace del sorteo de la segunda vuelta?

—El grupo era el que más o menos todos sabíamos porque es una segunda vuelta sobre los equipos con los que has disputado la primera. Solo estaban jugándose la plaza el Ourense y el Universitario Bilbao y al final entraron los gallegos, así que bueno, lo único reseñable del sorteo era el orden de los partidos. En ese sentido bien porque nos ha tocado jugar tres en casa y dos fuera, aunque justo el primer partido de la segunda vuelta, el de mañana, es en el campo del Belenos, uno de los rivales más complicados que tenemos; así que esperamos sacarlo adelante.

¿Cuáles son los equipos que les pueden poner las cosas más difíciles?

—El Hernani siempre es uno de los claros favoritos para llevarse el primer puesto del grupo y el Belenos también es muy fuerte, no solo porque nos toca jugar en su casa, sino porque además es un equipo con muchos fichajes.

¿El objetivo es quedar entre los dos primeros, no?

—No, el objetivo es ganar todos los partidos y quedar primeros. Siempre ha sido ese el objetivo. Pero no solo primeros de nuestro grupo, sino primeros a nivel nacional. Los primeros en los tres grupos de Honor B porque así luego, en el play-off de ascenso, que se jugará con cuartos de finales, semifinales y final, tendremos el beneficio de jugar en casa. Es decir, según cómo quedes en la clasificación general nacional tienes el privilegio de jugar en tu campo.

El mejor clasificado de cada eliminatoria juega en casa.

—Eso es.

El Gernika viene de una primera vuelta increíble, no ha perdido ningún partido.

—Sí, ha sido una primera vuelta muy buena, los números lo dicen. Tenemos cosas muy buenas, hemos jugado partidos muy buenos, pero en alguno se nos ha escapado algún punto que nos haría estar en estos momentos primeros a nivel nacional. Ahora estamos segundos, solo superados por La Vila, que tiene un punto más. Pero estamos dentro de las expectativas que teníamos porque hemos conseguido adaptarnos muy pronto a lo que queríamos y ahora entrenamos en una fase donde van a jugar un papel muy importante el tema de las lesiones, las tarjetas y el covid-19.

¿Siguen algún protocolo sanitario?

—Todos los jueves nos hacemos una prueba serológica antes de ir a jugar los partidos y afortunadamente por ahora hemos dado siempre negativo. Estamos trabajando en una burbuja, con todos los requerimientos que nos piden, pero ninguno está libre de coger el virus en otro sitio y traerlo a la burbuja.

¿Realmente esperaban esa superioridad en la primera vuelta?

—El año pasado comenzamos la temporada renqueante, pero acabamos bien porque el equipo fue a más. Entonces este año nuestra idea era seguir con la misma dinámica. Pero la verdad es que estamos sorprendidos por la calidad y la maduración que han tenido los jugadores de casa y la rápida adaptación que han tenido los fichajes. Eso nos ha convertido en un equipo muy competitivo, un equipo que tiene 30 jugadores que pueden jugar en cualquier momento.

¿Y cree que podrán seguir manteniendo esa superioridad?

—Está siendo un año extraño por la pandemia, pero nuestra idea sigue siendo estar arriba y sigue siendo luchar contra el Hernani y el Belenos, que en estos momentos son nuestros rivales más potentes, por ese primer puesto.

Ha hablado del año pasado, cuando la pandemia obligó a cancelar la temporada y les dejó sin play—off de ascenso. ¿Cree que después de eso el rugby le debe una al Gernika?

—No, el rugby no me debe nada. Esas frases, esos dichos a mí no me gustan porque el rugby es trabajo diario. La suerte hay que buscarla y por eso lo que hay que hacer es trabajar para esta arriba. Porque te puedes tomar mejor o peor las decisiones de los despachos, pero tienes que asumirlas.

¿Qué partido prevé mañana?

—Ellos tienen un poco más de ventaja que nosotros porque vienen en una línea ascendente, en una buena dinámica. Así que va a ser un partido duro y muy físico en el que los errores por parte de ambos se pagaran con puntos, por lo que vamos a tener que ser muy disciplinados y muy ordenados para poder ganar.

¿Cómo de importante es empezar ganando?

—Muy importante, sobre todo mentalmente porque si conseguimos sacar este partido adelante nos dará un impulso moral muy grande para las próximas jornadas.

El campo del Belenos, en Asturias, se va a abrir para 300 aficionados. ¿Se agradece la presencia de público aunque sea como visitante?

Sí, claro. Todo lo que sea jugar con público, con un buen público, se agradece. Al final eso de abrir al público va por Comunidades Autónomas por lo que la pena es que nosotros no vamos a tener público en Gernika. Pero esperamos que antes de que acabe la liga podamos disfrutar de la gente en Urbieta.

"Tras la primera vuelta estamos segundos, solo nos supera La Vila, del grupo 2, que tiene un punto más"

"Aspiramos a todo porque según cómo quedes en la general tienes el beneficio de jugar el 'play-off' en tu campo"

"Los jueves nos hacemos una prueba serológica antes de ir a jugar los partidos y por ahora hemos dado negativo"


noticias de deia