La presidencia de la COP26 presentará un nuevo borrador de acuerdo el sábado

El borrador presentado por la presidencia británica de la cumbre ha generado reacciones enfrentadas

12.11.2021 | 20:21
El presidente de la COP26, Alok Sharma, habla con otros representantes durante la cumbre

Las negociaciones de la cumbre del clima de la ONU para frenar el calentamiento global, que oficialmente debían de terminar este viernes, continuarán mañana y la presidencia de la COP26 publicará un nuevo borrador el sábado a las 08.00 GMT, informaron fuentes de la negociación.

La presidencia británica del encuentro intentará que aprueben este texto los 197 países de la negociación y que sirva para acelerar la descarbonización de la economía global.

La cumbre del clima de Glasgow, llamada a desarrollar el Acuerdo de París y marcar un hito en la transición la descarbonización del planeta, tendría que haber terminado a las 18.00 GMT del viernes.

El principal escollo en las negociaciones se refiere a las concesiones que los principales emisores y los países ricos estén dispuestos a hacer en materia de financiación a las naciones en desarrollo para afrontar la lucha contra el cambio climático.

También genera problemas las referencias del texto al abandono progresivo del carbón como fuente de generación de energía y los subsidios a los combustibles fósiles.

No es una novedad que las Cumbres climáticas se alarguen más allá de la quincena prevista para negociar. La anterior cita, celebrada en Madrid en diciembre de 2015 se colgó la medalla de ser la cumbre más larga de la historia, ya que terminó el domingo siguiente por la mañana y superó el anterior récord de extensión que ostentaba la COP de Durban.

Por tanto, los esfuerzos para limar el acuerdo seguirán, dado que en el plenario celebrado este viernes por la tarde para analizar los últimos borradores publicados por la Presidencia británica este viernes por la mañana varios de los países en desarrollo han reclamado más financiación a las naciones desarrolladas para acometer el proceso de descarbonización y adaptación al cambio climático, y piden más apoyo económico para las pérdidas y daños que enfrentan ante la subida del nivel del mar y el aumento de las temperaturas extremas.

El primer ministro británico, Boris Johnson, anfitrión de la COP26 parece que respalda estas peticiones cuando ha manifestado que el mundo en desarrollo "necesita ver el dinero sobre la mesa" para garantizar el acuerdo, según informa DPA.

Además, un amplio número de países han reclamado una acción más fuerte en el proceso de abandono de los combustibles fósiles después de que el uso del lenguaje sobre ese proceso de desacoplamiento y los subsidios para combustibles fósiles se debilitara en el borrador de decisión final presentado durante la mañana del viernes.

Por otro lado, hay preocupación sobre el establecimiento del objetivo del 1.5ºC de incremento de temperatura global para evitar los peores impactos del cambio climático, algo que es un asunto "de vida o muerte" ya que numerosos países no quieren ceder en ese límite establecido por los expertos de cambio climático de la ONU como el punto de alerta roja.

En su visita al centro de vacunación en el sureste de Londres este viernes, Johnson dijo que Reino Unido acoge la COP26 donde se está removiendo el cielo y la tierra para lograr que todo el mundo considere de "vital importancia" que el acuerdo de la negociación debe mantener el tope del incremento global de temperatura de aquí a final de siglo en 1.5ºC.

"Necesitamos ver el dinero sobre la mesa para ayudar al mundo en desarrollo a acometer los necesarios cambios. Esto es lo que se necesita que ocurra en las próximas pocas horas", ha insistido. El límite del Acuerdo de París se fijó en un máximo de 2ºC con la promesa de intentar llegar al límite de 1.5ºC para evitar los peores efectos e impactos del calentamiento.

Pero los científicos avisan que para mantener ese reto del 1.5ºC es preciso que las emisiones de gases de efecto invernadero se recorten a nivel mundial en un 45 por ciento en 2030 y que se alcance la neutralidad climática a mitad de siglo.

La nueva versión de la decisión final "solicita" a los países revisar y fortalecer sus planes de reducción de emisiones para 2030 y alinearlos con el objetivo de temperatura del Acuerdo de París se ha valorado como un lenguaje más fuerte que la primera versión del borrador que "urgía" a los países que lo hagan.

Sin embargo, la última versión debilitó el lenguaje sobre los combustibles fósiles, ya que la primera versión (de este miércoles) llama a los países a acelerar el abandono del carbón y los subsidios a los combustibles fósiles, pero el nuevo borrador de este viernes por la mañana cambiaba el término por "acelerar el abandono de la energía procedente de carbón y los subsidios ineficientes a los combustibles fósiles.

Por otro lado, el nuevo borrador también incluye la fecha límite, que sitúa en 2025, para que los países desarrollados dupliquen la financiación que ayudará a los más pobres y más vulnerables naciones a adaptarse a los impactos del cambio climático de los que no son los principales responsables.

Del mismo modo, también están pendientes los borradores sobre el libro de reglas del Acuerdo de París, incluida la creación de los mercados de carbono que deben tener la debida transparencia para ayudar a
los países a valorar los esfuerzos.

En el plenario de este viernes por la tarde, decenas de países y representantes regionales han criticado los borradores. Así, el representante de Kenia aseguró que el objetivo del 1.5ºC es "un asunto de vida o muerte", mientras que el enviado especial de cambio climático de Estados Unidos, John Kerry, insistió en que no se puede "abandonar el objetivo" de limitar el calentamiento global a 1.5ºC y manifestó que gastar dinero en subsidios a combustibles fósiles es "insano".

En la misma línea, el vicepresidente ejecutivo de la UE, Frans Timmermans, ha manifestado que el 1.5ºC trata de evitar un futuro para los hijos y nietos que sea invivible. China, por su parte, ha mostrado su buena voluntad para apoyar el acuerdo de la COP26 pero ha expresado su desacuerdo sobre la falta de detalles sobre como lograr los 100.000 millones de dólares anuales para las naciones más pobres.

Ante la falta de acuerdo, se espera que las negociaciones se extiendan la menos durante la noche y que de estas nuevas conversaciones salgan nuevas versiones de texto que se publiquen a última hora de este mismo viernes y que los países vuelvan a reunirse de nuevo durante la noche.

Noticias relacionadas

noticias de deia