La transexualidad entra en escena en el Teatro Arriaga con 'As One'

La bilbaina Marta Eguilior dirige esta ópera que se presenta mañana en el Arriaga con dos voces que interpretan a Hanna durante su autodescubrimiento

17.03.2021 | 00:43
En esta ópera de cámara dos voces comparten la parte de un único protagonista transexual.

Que coincida en el tiempo con la ley trans que este martes se registrará en el Congreso de los Diputados para su posterior debate es una cuestión de puro azar. De hecho, aunque As One se venda como una "ópera trans" es mucho más que eso. La composición ideada por Laura Kaminsky, todo un canto lírico al autodescubrimiento, ahonda en la búsqueda de la felicidad y en la necesidad de ser fiel a uno mismo. Es decir, preocupaciones inherentes al ser humano. Por ello, no extraña que Marta Eguilior, directora, productora y escenógrafa de la obra, la considere, sencillamente, "una ópera que cuenta la historia de Hanna". Y eso a pesar de que la protagonista se representa a través de dos intérpretes líricos: el barítono Enrique Sánchez-Ramos y la mezzosoprano Inés Olabarría-Smith. El público bilbaino podrá verlos el jueves, en el Teatro Arriaga, a las 19.00 horas.

"Nunca he pretendido hacer una pancarta con As One. Simplemente he querido hacer una ópera maravillosa y, casualmente, Hanna es transexual", explica Marta Eguilior, quien reivindica, pero desde la naturalidad. "El quid de todo es que llegue el momento en el que todo sea normal; que no importe el cuerpo en el que naces, tu orientación sexual, el color de tu piel, tu ideología... porque eres un ser humano", afirma la responsable de que este montaje estadounidense haya recalado en Europa. El espectáculo coproducido junto al Teatro Español, donde se estrenó el pasado septiembre, narra la odisea de Hanna desde su juventud en una pequeña ciudad hasta sus años universitarios en la costa oeste y la edad adulta en Noruega. Todo ello a través de quince canciones interpretadas por dos solistas que están acompañados por cuatro instrumentos de cuerda.
 

Llega al Teatro Arriaga As One, la ópera trans de Laura Kaminsky. Vídeo: Teatro Arriaga


"Los interpretes líricos son todoterrenos. Hay una escena en la que Hanna es quarterback y se pone a hacer flexiones mientras canta", asevera la directora bilbaina, quien considera que han hecho un trabajo muy duro con el reto de interpretar a la misma persona. Mientras Enrique Sánchez-Ramos se ha puesto en la piel de Hanna antes de su transición, Inés Olabarría-Smith interpreta a la Hanna de después. "En muchos momentos están juntos sobre el escenario. Recuerda cuando era un niño, y la Hanna del futuro, con cuerpo de mujer, está observándolo", explica Eguilior, quien indica que "hay duetos, mucha magia y sinceridad". En esta ocasión, explica que se narra la transición de un cuerpo a otro. "Pero todos hacemos una transición para encontrarnos a nosotros mismos", apostilla.

https://gruponoticias-manager.renr.es/manager/ckeditor/En%20esta%20%C3%B3pera%20de%20c%C3%A1mara%20dos%20voces%20comparten%20la%20parte%20de%20un%20%C3%BAnico%20protagonista%20transexual.%20Foto:%20E.%20Martin

En palabras de la directora, el libreto, a cargo de Mark Campbell y Kimberly Reed, estuvo condicionado por una serie de derechos. "Nos obligaron a utilizar equis vídeos e incluso las pantallas que teníamos que poner en escena", indica Eguilior, quien asevera que ha sido "una complicación más dentro del corsé que la partitura de la ópera tiene de por sí". Asimismo, relata que diseñó "una escenografía que introducía una estructura de pantallas que es la isla de la que habla Hanna en la ópera, pero sin querer hacerlo con muchos artefactos porque la ópera no los necesita". En esa línea, revela que se trata de "una apuesta muy austera pero muy elegante".

Ópera contemporánea
 

A pesar de que The New York Times la consideró una de las quince óperas contemporáneas más exitosas de los últimos diez años, As One era una gran desconocida en el viejo continente. Hasta que Marta Eguilior, investigando en Internet durante una de sus incursiones a la caza de títulos y puestas en escena, la descubrió. Fue hace tres años, cuando la composición ni siquiera estaba grabada. "Ahora se puede escuchar en Spotify", matiza la bilbaina, que se quedó prendada de la obra. "Escribí directamente a la compositora y le comenté mi intención de hacerla aquí", indica.

Así fue como Eguilior inició el arduo proceso de comercializar la obra en los teatros estatales. "Hice un dossier, busque a los cantantes y plantee el proyecto. No funcionaba, hasta que el año pasado hablé con el Teatro Arriaga y el Teatro Español y les encantó", narra la directora, quien afirma que han sido "tres años de pico y pala". Y sigue siendo complicado. Eguilior evidencia las dificultades para cerrar fechas en época de coronavirus. "Nos hemos encontrado con un bache. El mundo de la ópera, además, se programa de aquí a dos años", expone. A pesar de ello, afirma que tienen "amplias miras para moverla y acercarla al público".

Paralelamente, la directora considera que las reservas de los teatros no son tanto por la temática de la obra sino por enmarcarse dentro de lo contemporáneo. "Hay un problema en cuanto a la lírica en este país, cuesta muchísimo que los teatros programen ópera contemporánea", afirma Eguilior, quien lo argumenta con el riesgo que conlleva plantear proyectos que se salen de lo clásico. "Cuando haces una ópera hay mucho dinero detrás y tienes que garantizar una serie de venta de entradas. Pero creo que tenemos que arriesgar más", expone la directora, que pretende eliminar todos los estigmas existentes sobre la ópera contemporánea. "Es un buen momento para que la gente pruebe. Ese también es mi trabajo: transmitir que la ópera es maravillosa", concluye.

 

"En este país cuesta muchísimo que los teatros programen ópera contemporánea"

Marta Eguilior

Directora, productora y escenógrafa