Belako: "Tocar en autocines es la única manera de saltar del 'streaming' a lo presencial con seguridad"

El exitoso cuarteto vizcaino cierra en el Autocine de Getxo su minigira 'Autotour', que incluye tres conciertos en espacios similares

27.06.2020 | 00:34
Belako: "Tocar en autocines es la única manera de saltar del 'streaming' a lo presencial con seguridad"

BILBAO – "Somos un grupo de directo, que depende mucho de la energía del público", aseguran los miembros de Belako, el joven grupo vizcaino más internacional en 2020. Aunque la pandemia cortó de raíz unos conciertos en Estados Unidos y paralizó la gira de presentación de su nuevo disco, Plastic drama, cuya publicación se retrasará hasta agosto, el cuarteto ha ofrecido ya dos conciertos y protagoniza ahora una minigira, Autotour, en la que se desplazan en autocaravana para tocar en autocines de Madrid, Denia y Getxo. "El de hoy va a ser un concierto muy catártico", indican.

Fin al confinamiento, por fin.

—No tenemos motivos para quejarnos. Nuestras familias y amigas están bien y afortunadamente parece que lo peor ya ha pasado. Ha sido un poco duro afrontar todos los cambios, la cancelación de la gira del disco y retrasar su salida. Estábamos de gira en Nueva York cuando se declaró el estado de alarma.

Regresaron con dos conciertos para la Sala BBK y ETB, en formatos diferentes. ¿Cómo los vivieron?

—El de la Sala BBK fue muy marciano porque aún no estábamos en desescalada. Josu y yo nunca habíamos estado tanto tiempo sin vernos desde que nos conocemos y de golpe estar ahí, habiendo ensayado a distancia... Fue una dura prueba al estar en una sala en silencio, pero lo superamos. Será para siempre un reflejo de aquel momento. El de Gazteiz fue otra cosa. Ya habíamos estado ensayando las cuatro y hubo gente del equipo técnico aplaudiendo. No fue tan raro, pero sí hubo nervios.

En plena reinvención, ahora se ven inmersos en algo novedoso, una gira por autocines. .

—Hemos pasado un confinamiento en el que a la vez que veíamos cómo todo lo previsto desaparecía, no hemos parado de currar. Todo se ha centrado mucho en las redes, que era la única manera de mantener el contacto con el público. También publicamos varios adelantos de canciones para alegrar la espera del disco, ya que cada día íbamos viendo lo difícil que sería sacarlo en los plazos que teníamos previstos. Y lo de los autocines surge en medio de todos estos WhatsApps cruzados de ideas, pensando en que a corto plazo sería difícil volver a tocar como antes.

Imagino que era lo que ansiaban.

—Somos una banda de directo y necesitamos del público, así que esta era la única manera de salirse del streaming a lo presencial manteniendo las medidas de seguridad. Estos conciertos serán otra gran prueba y aprendizaje para nosotras, que dependemos mucho de esa energía que transmite quien te esté viendo y dándolo todo. Tenemos que motivarnos haciéndonos a la idea de que la estampa frente a nosotras será algo más fría, pero está claro que quienes vienen son de lo más fan que hay, así que solo por eso será algo muy especial.

¿Algo que avanzar sobre la infraestructura? Habrá un espectáculo audiovisual y cámaras que reflejarán el concierto, ¿no?

—Sí, aprovechando el espacio en el que nos encontramos, combinaremos realización en directo con visuales, pero no queremos desvelar demasiado. La estampa va a ser preciosa, seguro. Contamos con un equipo de gente muy entregada que nos conoce bien y ya les hemos liado alguna vez. De hecho, hay familia de por medio.

Supongo que se centrarán en el futuro disco, pero sin olvidar sus canciones clásicas.

—Pues ahí está, el equilibrio entre presentar un disco, con los temas que ya hemos hecho públicos y alguno inédito, y revisitar los clásicos. Y hacemos énfasis en esto de revisitar, porque nos estamos currando un repertorio especial para las más fans.

¿Y qué pasará con los obligados 'pogos' de sus recitales? Quizás el concierto sea más frío de lo habitual.

—Sí, lo será, pero al mismo tiempo tanto nosotras como el público estamos deseando vernos en un concierto, aunque sea en estas condiciones. Va a ser muy catártico.

Por los adelantos del disco, puede parecer el más ecléctico de los cuatro. ¿Y el más comprometido?

—Es comprometido, pero también muy cínico como reflejo de nuestra generación, que se preocupa pero no demasiado, porque vivimos en el privilegio. Así que nos reímos un poco de eso también. Es ecléctico, pero los temas entran más fácil que en discos anteriores, son muy coreables y parten de pocos elementos en comparación con lo que hecho hasta ahora. Creíamos que eran bastante comerciales, en el buen sentido, el de gustar a gente diferente, pero ser eclécticas igual nos deja a veces en tierra de nadie.

Hay mucha incertidumbre, pero ¿qué prevén para los meses próximos?

—Esperamos reanudar la actividad de girar, sobre todo para seguir viviendo de la música. Pero vienen meses de paciencia, seguro que esta desescalada, la de la cultura y la música, es mucho más lenta que la general.

  • "El concierto puede ser más frío de lo habitual, pero será catártico; necesitamos al público"
  • "El nuevo disco es ecléctico, comprometido y muy cínico, como reflejo de nuestra generación"