El callejón de las botxerías

El peligro de los pasadizos tecnológicos

09.02.2020 | 14:59
Javier Reino, Jordi Vinaixa, Jordi Sarzosa, Esther Mañosa y Arturo Trueba, a la entrada del Teatro Arriaga.

EL novelista británico Graham Greene, que no vivió la edad de oro de la conquistadora tecnología, ya lo advirtió: el peligro es el gran remedio para el aburrimiento. ¿Y de dónde nace el peligro del que les hablo hoy? De los secretos que hoy se deslizan por los pasadizos tecnológicos de los teléfonos móviles. Los secretos como las desgracias nunca vienen solos, se van acumulando hasta que se apoderan de todo, hasta que no queda lugar para nada más, hasta que tienes tantos secretos que parece que vas a reventar. Algo de eso se cuenta en la obra Perfectos desconocidos, una suerte de tragicomedia que ayer se estrenó en el Teatro Arriaga de la mano de Daniel Guzmán, quien maneja los hilos de Inge Martín, Antonio Pagudo, Olivia Molina, Fernando Soto, Elena Ballesteros, Jaime Zataraín e Ismael Fritschi sobre el escenario.

En 2016 el italiano Paolo Genovese dirigió la película Perfectos desconocidos (Alex de la Iglesia hizo otra versión un año más tarde) y ahora la historia llega a los escenarios teatrales. La historia se cuenta rápido: un grupo de amistades de toda la vida queda para cenar, alguien tiene algo que contar? Alguien propone un juego: compartir los mensajes y llamadas de sus móviles durante la cena. ¿Alguien tiene algo que ocultar? ¿Jugamos? ¡Glups! Qué pasaría si dejásemos nuestros móviles encima de la mesa? Llamadas, whassaps, Facebook? Nuestra vida entera al alcance de cualquiera. ¿Un juego inocente o una propuesta peligrosa? La verdad asusta cuando tenemos algo que esconder. De esa verdad nace una historia trepidante y divertida siempre y cuando amables lectores y lectoras, no sea su móvil el elegido para ponerse encima de la mesa.

algo que no olvidar Como es costumbre en el teatro, la voz metálica sobrevoló el patio de butacas del Teatro Arriaga: "No olviden apagar sus teléfonos móviles", dijo. La escucharon el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, Arantza Díez, José Ignacio Malaina, Cristina Bañales, Gonzalo Olabarria, Javier Reino, Jordi Vinaixa, Jordi Sarzosa, Esther Mañoso, Arturo Trueba, Ane Zabala, Galder Pérez, Cristina Abad; Joseba Urrutia y Ainhoa Olabarria, quienes acudían con expectación al estreno y con el recuerdo aún caliente de la versión rodada por Alex de la Iglesia, Esmeralda Herlo, Begoña Olaizola, Carmen Palacios, Patxi Muguruza y Almudena Martín entre otros.

Algo que no olvidar, ya ven. A esa misma consigna hicieron caso generaciones tan dispares como las de Milagros Iturbe, Angelines Rodríguez, Begoña Ordiozola y Rosario Pastor o la de Iker Arriaga, Clara Varela y Sara Cabedo, dicho sea para entender el grado de implantación del teléfono movil en la sociedad; Luis Arrredondo, Arantza Pujana, Begoña Mateo, José Luis Artetxe, Teresa López, Eva Artetxe, Lourdes García, Joseba Artetxe, Ana Cocolina, Félix Linares y una larga legión de asistentes.

noticias de deia