Los 'bikingos' de Mungia donan 15 euros a cada bar del pueblo

"Se trata de un gesto para ayudar a la hostelería y trasladar nuestro apoyo"

18.11.2020 | 00:55
Una cena de Bikingoak previa a la pandemia. Fotos: Bikingoak

La pandemia provocada por el covid-19 ha traído consigo una innumerable lista de consecuencias negativas que ha provocado que muchos sectores de la ciudadanía atraviesen a día de hoy un momento de lo más delicado. Afortunadamente, desde que la enfermedad comenzó a causar serios estragos en la sociedad, allá por marzo, han sido varias las personas o asociaciones que han mostrado su lado más solidario y han llevado a cabo diferentes iniciativas con el fin de ayudar a sus vecinos de una manera desinteresada. Sin ir más lejos, en los últimos días, Mungia ha sido testigo de uno de esos bonitos actos realizado por los miembros de la cuadrilla Bikingoak.

Este grupo de mungiarras, formado por integrantes de diferentes grupos del pueblo, optó por organizar un poteo virtual. Una idea para echar una mano al sector hostelero del municipio, que actualmente vive un momento de lo más complicado, dadas las últimas restricciones de prevención ante la pandemia. Para ello, el sábado por la mañana la cuadrilla se dedicó a donar 15 euros a cada bar del municipio, dejando un total de 885 euros repartidos entre los 59 establecimientos con los que cuenta Mungia en las diferentes zonas del pueblo.

Para ello, los miembros de Bikingoak utilizaron un modus operandi de lo más romántico: dejaron en cada local un sobre en el que, además del dinero, incluyeron un bertso en el que enviaron un mensaje de ánimo y destacaron la alegría que transmite la hostelería al municipio. "Se trata de un acto de solidaridad para dar un pequeño empujón a los bares del municipio. A día de hoy, gran parte de la vida social se desarrolla en el ambiente de la hostelería y gracias a sus trabajadores hemos vivido momentos inolvidables. Por desgracia, la situación sanitaria ha provocado que tanto ellos como muchos otros sectores, estén viviendo un momento muy complicado y, por ello, decidimos tener este pequeño gesto, para trasladarles nuestro apoyo", explicó el cocinero y miembro de Bikingoak, David López Coque.

Muestras de agradecimiento
 

La hostelería de Mungia recibió este acto con emoción. De hecho, según miembros de Bikingoak hubo varias personas que contactaron con la cuadrilla para mostrar su agradecimiento con la voz entrecortada y los ojos llorosos. Asimismo, López Coque destacó la labor de Taket Bertso Eskola, ya que gracias a ellos, la iniciativa pudo contar con unos bertsos de lo más emotivos.

Noticias relacionadas