El Ayuntamiento de Loiu propondrá la congelación fiscal

La no subida de impuestos se llevará a cabo con el fin de "aliviar a la economía de los vecinos y vecinas"

29.09.2020 | 01:06

La pandemia provocada por el virus covid-19 ha traído consigo una innumerable lista de consecuencias en diferentes ámbitos. Además de las pérdidas humanas, que día a día siguen aumentando, el coronavirus ha tenido una enorme repercusión en la economía mundial y, por ende, ha afectado de manera devastadora a la situación financiera de los municipios vizcainos. Ante esta situación, han sido varios los consistorios que han puesto en marcha diferentes iniciativas o han realizado actividades con el fin de afrontar las numerosas pérdidas que han afectado a la ciudadanía.

En este caso, ha sido el Ayuntamiento de Loiu el que ha planteado una nueva medida fiscal de cara al ejercicio de 2021, proponiendo en el pleno una congelación de impuestos. "El equipo de gobierno municipal de EAJ-PNV adoptamos la decisión de mantener en el 2021 los mismo impuestos y tasas municipales que el presente ejercicio. Dicha congelación de impuestos y tasas seguirá permitiendo mantener los servicios públicos del Consistorio y a tender a los colectivos más vulnerables", explicaba Josu Andoni Begoña, alcalde de Loiu.

Por otro lado, el primer edil destacó la importancia de tratar de ayudar a la ciudadanía del municipio a afrontar la complicada situación económica provocada por el covid-19: "Nos encontramos en una crisis difícil y que se presume va a durar. Por lo que no podemos poner más cargas a nuestros vecinos. Todo lo contrario. De ahí, nuestra apuesta por la congelación de tasas e impuestos municipales. No hay que apretar más por la vía impositiva a la ciudadanía de Loiu. La vía de la congelación fiscal busca el objetivo de aliviar a la economía de nuestros vecinos y nuestras vecinas. De todas maneras, garantizamos los ingresos suficiente para mantener los servicios municipales, así como para ayudar al eslabón más endeble de la sociedad". Asimismo, Begoña advirtió que la caída de la recaudación fiscal de Udalkutxa ha sido cercana al 20%, por lo que esto disminuirá los ingresos del Ayuntamiento.