Laudio-Nerbioi

Hermanados siempre: ante lo bueno y las dificultades

Laudio y Arrankudiaga-Zollo muestran su disposición a colaborar en la lucha contra el covid-19 y sus consecuencias

27.07.2020 | 00:13

Laudio/Arrankudiaga – Los principales responsables políticos de Laudio y de Arrankudiaga-Zollo defendieron ayer la conveniencia de mantener, a pesar de la coyuntura, la tradicional revisión de sus límites fronterizos frente al mojón de Santa Ana. "Hace una tres semanas recibí la llamada del alcalde de Laudio, Ander Añíbarro, con la propuesta de celebrar el acto y la cita se confirmó la semana pasada. Eso sí, por responsabilidad y por una imagen pedagógica, decidimos no organizar el lunch que este año nos tocaba ofrecer a nosotros, pero esperamos poder llevarlo a cabo en 2021", explicó Txutxi Ariznabarreta, primer edil del municipio vizcaino.

Por su parte, el primer teniente alcalde de Laudio, Joseba Amondo, se mostró también favorable a la conservación de "esta sencilla pero arraigada tradición a pesar de la época tan complicada que estamos viviendo". Ambos dirigentes coincidieron, además, en que se trata de un acto en el que se podían garantizar las medidas de seguridad. "Tiene lugar en un espacio abierto y nunca es excesiva la afluencia de gente. De ahí que sea posible mantener un control y el distanciamiento y todos han venido con la mascarilla", destacó Ariznabarreta. "Y como se ha comprobado, se ha podido celebrar de manera adecuada y segura", añadió Amondo.

La visita y revisión del mojón de Santa Ana se ha convertido en un acto de buena voluntad y hermanamiento entre dos poblaciones antaño enfrentadas, un simbólico gesto que en este 2020 cobra, si cabe, mucha más importancia. "Las fiestas del barrio de Areta, al igual que otras muchas, se han suspendido y nuestro deseo para nuestros vecinos y para los de Arrankudiaga-Zollo es que nos podamos volver a encontrar aquí el año que viene. Y ojalá no falte nadie", declaró Amondo confiando en que las circunstancias sanitarias hayan mejorado. "Por cercanía, las dos localidades compartimos espacios comunes y en esta difícil coyuntura tenemos que colaborar en la lucha contra el covid-19 y sus consecuencias económicas sociales y laborales", indicó Ariznabarreta. "Para lo bueno y para lo malo, estamos inevitablemente hermanados", concluyó.

Noticias relacionadas