laudio-nerbioi

Delika contará con un mirador y un puente tibetano

Estos elementos se incluyen en la Senda Verde que creará la Diputación de Araba entre Amurrio y el Cañón de Delika

09.02.2020 | 02:42

Estos elementos se incluyen en la Senda Verde que creará la Diputación de Araba entre Amurrio y el Cañón de Delika

Amurrio - La Diputación Foral de Araba creará una atractiva Senda Verde en una de las zonas de mayor valor paisajístico y natural del Ato Nervión. El proyecto, que ha sido ya aprobado por el Consejo de Gobierno, supone el acondicionamiento de un itinerario de 6,5 kilómetros de longitud que unirá el municipio de Amurrio con el cañón de Delika, las grandes prominencias rocosas que se van aproximando a la base de la espectacular cascada del salto del Nervión.

El nuevo sendero comenzará en el propio núcleo urbano de Delika y seguirá el curso fluvial del río. El desnivel acumulado de la ruta rondará los 115 metros y es de destacar que un tramo de 3,2 kilómetros será, además, ciclable. El recorrido discurrirá por "espacios naturales de la Red Natura 2000, tales como la ZEC Arkamo-Gibijo-Arrastaria o la ZEPA Sierra Salvada", precisan desde la administración foral al tiempo que hace hincapié en la belleza e un paisaje de montaña "que transcurre en el entorno de la cabecera del río Nervión, junto a prados, bosques autóctonos, roquedos y varias cascadas y saltos de agua, hasta concluir, como telón de fondo, en el emblemático Cañón de Delika".

El presupuesto del proyecto asciende a 202.500 euros y los trabajos previsto se llevarán a cabo en diferentes fases. En la primera de ellas, en fecha aún por determinar, la Diputación Foral de Araba acondicionará este recorrido mediante la mejora del acceso en caminos ya existentes, la restauración vegetal de algunas zonas, el desbroce de malezas, la adecuación del firme, la señalización y la habilitación de pasos especiales para cruzar el río.

Mirador y puente tibetano Un aspecto de especial relevancia del proyecto de Ruta Verde de Delika es que tendrá varios elementos especiales y muy singulares. Uno de ellos es la construcción de un nuevo mirador que permitirá al visitante contemplar el paisaje del cauce al completo y, sobre todo, las cascadas en cadena y caídas de agua existentes a diferentes alturas. Además, también se contempla la creación de una nueva zona de descanso y de esparcimiento junto al puente de piedra de Zalborondo.

En una segunda fase se ejecutará un elemento de gran atractivo, sobre todo para quienes no tienen miedo a las alturas. Se trata de la construcción de un gran puente tibetano, una pasarela colgante, con listones de madera y sostenida con cuerdas de 60 metros de longitud cuya alternativa, hasta que se haga realidad, será un paso provisional sobre el río. El proyecto total contempla también la posibilidad de conectar la senda con la localidad de Orduña, bien a través de Tertanga o bien a través de Artomaña. - S. M.