Laboral Kutxa DEIA Hemendik Sariak 2021

Un gran diluvio de ovaciones

Los asistentes a la gala de entrega de los Laboral Kutxa DEIA Hemendik Sariak pusieron buena cara al mal tiempo y agasajaron a los premiados con grandes dosis de cariño y reconocimiento a su labor

05.11.2021 | 07:37

Por las tablas del SKA pasarán esta misma noche actores tan conocidos como Javier Gutiérrez y Vicky Luengo, pero ayer fue el turno de actores y actrices menos conocidos a nivel global, aunque importantísimos en el funcionamiento de Ezkerraldea y Meatzaldea. Porque esta comarca sería inimaginable sin aquellos que trabajan por la tierra, sin quienes muestran la cara más solidaria de estos municipios con su labor por los demás, sin quienes impulsan el deporte y sin aquellos que fomentan la educación completa y de calidad de la comarca. A todos ellos se les rindió su merecidísimo homenaje en una gala en la que Alain Salterain ejerció de maestro de ceremonias, quien con su buen humor dinamizó una cita que estuvo presidida por el buen ambiente desde los prolegómenos. Al mal tiempo se le puso buena cara... Y un gran diluvio de ovaciones porque había muchos motivos para ello.

Los primeros aplausos fueron para Eriz De la Cruz, quien acudió acompañado de su hermana Argiñe, su sobrino Luka y su ama Tere a la gala. Alkamar también recibió su merecido chaparrón de aplausos cuando Maite Gutiérrez y Maialen Saralegi salieron al escenario. Y qué decir de los sanitarios de la UAP de Ortuella, quienes recibieron la gratitud por el trabajo que están haciendo en plena pandemia. A veces, las ovaciones sirven para reconfortar y dar impulso y con ese propósito el respetable se rindió a la valiosísima labor de Aspanovas cuando María José Martínez y Ainhoa Fernández recibieron el galardón.

La gala de ayer tuvo su propio momento musical y llegó justo después de que María José Arana recogiese el premio en nombre de la Fundación Durañona. Y es que ayer, 4 de noviembre de 2021, se cumplían justamente 50 años del primer claustro celebrado por el IES Dolores Ibarruri. ¡Cómo no cantar Zorionak zuri a un cincuentón en tan buena forma como este instituto! Mientras el director, José Luis Andrade y los docentes Jon Iñaki Carnicero e Idoia Muruaga lo vivían sobre el escenario, otros profesores estaban en el patio de butacas. Las pioneras del club femenino de bolos a katxete de Zierbena también brillaron con luz propia en la velada de ayer y demostraron que, además de mucho sentido del humor y decisión, tienen mucho futuro por delante. Precisamente eso, el futuro del Club de Remo Kaiku es lo que trata de construir José Manuel Crespo en su labor diaria y en una jornada tan especial para él como la de ayer, ni sus familiares ni sus compañeros de Kaiku quisieron perder la ocasión de acompañarle, ovacionarle y reconocerle tantas horas de trabajo.

El más madrugador en llegar al Serantes Kultur Aretoa fue Gorka Arostegi, el remero muskiztarra se ha acostumbrado a llegar antes que nadie gracias a sus triunfos con la Sotera y ayer volvió a marcar el mejor tiempo, pese a no llegar en trainera. Junto a él estuvieron Lorea Cubilledo, Soraya González, Jesús María González e Iñaki Arostegi. El Dinamo San Juan estuvo muy bien representado. Junto a Alejandro Díaz, presidente, y Aketza De la Rosa, capitán del primer equipo, acudieron Jon Edorta Pascual, Ainara Laguna, Olaia Quero, Unai Gómez, Domingo Lucas y Koldo Quero quienes contribuyeron al diluvio de aplausos de anoche. En representación de DEIA acudieron a la gala su director de Desarrollo, Kike Hermosilla; la directora comercial, Aitziber Jauregi; Idoia Gutiérrez, Ana Rementeria e Iñigo Aspiunza del departamento comercial y Joana Pérez, de la organización del evento.

noticias de deia