La Guerra Civil más cercana entra en las aulas encartadas

Alumnado elabora cómics siguiendo los pasos de la asociación Balmaseda 1937, que ultima una unidad didáctica para profundizar en cómo se vivió la contienda en la comarca

18.07.2021 | 00:14

El tabú que significó durante años en los hogares el hablar de la Guerra Civil por miedo a represalias va desapareciendo en buena medida gracias a los colectivos que luchan por la preservación de la memoria histórica. Uno de los puntales de la actividad de la asociación Balmaseda 1937 es la educación para que la juventud conozca lo que pasó en Enkarterri a través de un cómic presentado en 2020 poco antes del confinamiento. El camino iniciado entonces ha avanzado este curso con la creación de cómics por parte del alumnado y charlas con un balance tan positivo que la asociación ya prepara la ampliación de su relato en viñetas y una unidad didáctica con contenidos sobre la contienda y el franquismo para tratar en centros educativos de la comarca.

El año pasado "hablamos con el instituto de Balmaseda sobre la posibilidad de llevarles el cómic", pero los planes se interrumpieron por el coronavirus hasta que retomaron el contacto con la vuelta a las clases. "Nos preguntaron si estábamos dispuestos a hacer algo. En el instituto de Balmaseda han tratado la guerra en varias asignaturas: en filosofía, historia e incluso arte a través de las viñetas confeccionadas por el alumnado". La asociación llevó a cabo "charlas en el monte Kolitza", escenario de duras batallas en el verano de 1937, después de que los franquistas tomaran la villa y otros coloquios versaron sobre el cómic dibujado por César Llaguno con un guion al que ha dado forma la asociación tras un arduo trabajo de investigación. Como otras iniciativas que han tomado fuerza desde 2017 al conmemorar el ochenta aniversario de la llegada del frente a Enkarterri, tratan de poner de manifiesto que el conflicto no pasó de largo por la comarca. Al contrario, se produjeron más de 300 bombardeos con un altísimo número de víctimas y enfrentamientos continuos durante dos meses. Además, acogió a miles de refugiados que escapaban de las tropas.

En el instituto sugirieron a Balmaseda 1937 realizar una unidad didáctica completa para que el alumnado pudiera ahondar en la materia. "Estamos recopilando la información junto al Ayuntamiento y hemos aportado cosas a la ikastola y el colegio Mendia de Balmaseda. En principio, para aplicar a partir del próximo curso. Ponemos a su disposición todo lo que sabemos y el equipo docente determinará cómo lo va a trabajar durante el año".

Por otra, parte, "el berritzegune ha mostrado interés" por trasladar los contenidos a colegios de toda la comarca. Balmaseda 1937 ya se ha enfrascado en la extensión del cómic original, que pasa "de cincuenta a 250 viñetas recogiendo información de Enkarterri" y no tan centrado en la villa con la satisfacción de ver que "se consigue el objetivo con el que se constituyó la asociación: dar a conocer lo que sucedió, que no se pierda, que no se olvide". En esa labor han hallado datos gracias a "mucha gente que está trabajando estos temas en Enkarterri, desde los Colina en Sopuerta a Iosu Gallarreta en Zalla, hemos indagado, nos hemos entrevistado con gente". La información que están descubriendo se añadirá a la futura versión más amplia del cómic que intentarán tener lista "para principios de 2022". "Este documento que vamos a entregar a los centros educativos de Balmaseda se hará llegar, ampliado, a los colegios de Enkarterri para aproximarse a la Guerra Civil desde un punto de vista más próximo".

Y es que pervive el desconocimiento "en lo particular de Enkarterri". El cómic "acerca a los chavales toda esta parte cotidiana; es decir, cuando hablamos de que en Karrantza hubo tantos muertos o que en Villasana cayeron 3.000 toneladas de bombas en un cuarto de hora o cuando decimos que en Alonsotegi murieron veinte personas te llega más que si te nombran el frente de Teruel o la batalla de Guadalajara, buscamos un formato sencillo".

En las clases de este curso el alumnado transportó lo aprendido a sus propias viñetas, de forma que "cada grupo abordó lo que creyó más interesante: desde quien se decantó por contar los hechos hasta quien se centró en el tema de la mujer". Las obras resultantes "nos gustaron tanto que les preguntamos a ver si nos dejaban publicarlas en nuestro perfil de Facebook".

"Es muy importante que la juventud reflexione sobre aquellos acontecimientos y piense que muchos de los problemas que sufrimos hoy día de racismo, derechos sociales, defensa de lo público o derechos de la mujer ya chocaban entonces, permanecen sin resolver y siguen creando polémica". Existe "una extrema derecha que se resiste a cualquier tipo de avance y es cavernícola también y no nos podemos despistar, porque hay posturas en la sociedad que avanzan", así que "explicándoles todo esto, conociendo la historia, se evita repetirla".

Memoria histórica

Colegios. En el curso que acaba de terminar el grupo Balmaseda 1937 impartió charlas relativas, por ejemplo, a la batalla acaecida aquel mismo año en el monte Kolitza.

Entrevistas. Prosigue su labor de recopilación de material para entender lo sucedido en la Guerra Civil que servirá de base para la unidad didáctica por la que se ha interesado el berritzegune.

Viñetas

250

La asociación Balmaseda 1937 está ampliando el cómic sobre la Guerra Civil presentado en 2020 de las cincuenta viñetas iniciales a las 250 que ahondarán en el desarrollo del conflicto en Enkarterri.

noticias de deia