Adif reconstruye dos túneles del tren en Zalla

Las obras, que culminarán en julio, avanzan en la electrificación de la línea de Bilbao a Santander

01.06.2021 | 01:00
El delegado del Gobierno, Denis Itxaso, y el director de Conservación y Mantenimiento de Adif, Ángel Contreras, ayer lunes en Zalla.

Desde principios de año, los pasajeros de la línea ferroviaria Bilbao-Santander se encuentran con transbordos en autobús entre Aranguren y Karrantza. Se deben a las obras de reconstrucción de los túneles de Arroyo y Callejo, a la altura de Zalla, que afrontan su recta final. Se prevé que los trenes puedan recuperarse en julio tras una inversión de 7,8 millones de euros por parte de Adif que permite agilizar la electrificación del trazado. Los usuarios siguen a la espera de que Renfe decida aumentar los servicios suprimidos en pandemia que les impiden ir y volver a la capital vizcaina en el mismo día.

El ensanchamiento de los túneles de Arroyo (225 metros de largo) y Callejo (130 metros) y el acondicionamiento de la plataforma ferroviaria de 700 metros existente entre ambos "van a posibilitar un avance en términos de seguridad y sostenibilidad de un tendido de ancho métrico que venía funcionando con combustibles fósiles", explicó el delegado del gobierno en Euskadi, Denis Itxaso, ayer durante una visita al área de obras. La línea "estaba preparada para electrificar, pero en estos dos túneles no existía gálibo suficiente porque estaban bastante degradados", apuntó el director de Conservación y Mantenimiento de Adif, Ángel Contreras. El cambio hará posible la instalación de la catenaria y la eliminación del límite de velocidad implantado por seguridad.

El delegado del Gobierno, Denis Itxaso, y el director de Conservación y Mantenimiento de Adif, Ángel Contreras, ayer lunes en Zalla. Foto: E. Castresana

La orografía del terreno en el núcleo zallarra de Otxaran, así como el valor ambiental del entorno han dificultado los trabajos, que se están acometiendo desde un acceso único entre ambos túneles. También ha sido necesario levantar la vía y el balasto dentro de los pasos a través del monte y en la parte del tendido que los separa. Para ensanchar la sección ha sido preciso actuar con precisión quirúrgica realizando un sostenimiento que se iba derribando a medida que tomaba forma la nueva construcción. "Cada secuencia implica demoler la bóveda del túnel existente y rozar la roca para dejar hueco a la nueva y más amplia sección", describió. Tanto la maquinaria como los trabajadores están situados en todo momento en la zona segura anterior a la excavación, cuya longitud oscila entre uno y 2,5 metros según la calidad del macizo de roca.

Tras darse por concluidas las tareas en los túneles propiamente dichas el 26 de abril, actualmente se están acometiendo las últimas actuaciones, como trabajos en la solera, drenajes y saneo de la plataforma, previos al montaje de las vías. Además, se ha aprovechado para sustituir elementos de la vía ya amortizados –traviesas, carril o balasto– y reforzar distintas trincheras en el tramo. Cuando se haya restituido el tráfico ferroviario continuarán las tareas para ejecutar el montaje de la línea aérea de contacto y algunos remates en las vías. Labores restringidas a un horario de 18.00 a 6.00 horas para minimizar las afecciones.

Tramo Aranguren-Karrantza
 

El siguiente paso consistirá en electrificar el tramo que separa Aranguren de Karrantza para lograr una tracción eléctrica desde Bilbao hasta el valle encartado. Adif ya ha iniciado los trámites para contratar este proyecto con fecha prevista de inicio de las obras en el primer trimestre de 2022. Se circunscribirá a "la línea aérea de contacto entre las estaciones de Aranguren y Karrantza, así como de la subestación de Karrantza para su puesta en servicio; todo el tramo salvo la isla comprendida desde el túnel de Arroyo hasta el túnel de Callejo". Esta intervención contará con un presupuesto base de licitación de 3,8 millones de euros.

En los últimos años, Adif ha acometido actuaciones en la red de ancho métrico de Bizkaia por valor de 11,4 millones de euros, recuerdan. Las más frecuentes, relacionadas con mejoras en la vía, estabilización de trincheras y taludes, refuerzo de túneles o emergencias por temporales. Ya se han comprometido 5,8 millones de euros para intervenciones similares.

Al detalle

Transbordos. Desde enero, el trayecto de Aranguren a Karrantza se realiza en autobús debido al desarrollo de los trabajos en los túneles.

¿Más frecuencias? Los pasajeros especialmente de áreas más rurales como Artzentales y Karrantza reclaman la vuelta de los servicios de esta línea suprimidos en pandemia.

Inversión

7,8

Las intervenciones en los túneles de Arroyo y Callejo y la plataforma ferroviaria de 700 metros que los separa ha requerido una inversión de 7,8 millones de euros. Está previsto continuar la electrificación de la línea en el tramo que comprende de Aranguren (Zalla) a Karrantza, con un plazo de ejecución previsto de ocho meses desde el primer trimestre de 2022 y un presupuesto de 3,8 millones de euros.

noticias de deia