Muskiz sancionará los ataques y la alimentación a las palomas

Aparecen nuevas aves heridas con flechas a pesar del anuncio de la Policía de perseguir este delito penal

11.12.2020 | 01:10
Una paloma con una flecha clavada en Muskiz.
Las palomas siguen siendo atacadas con ballesta. Foto: Lagun Izan

Las pacíficas palomas que sobrevuelan los tejados del barrio de Las Acacias en Muskiz siguen estando en el punto de mira de una o varias personas –supuestamente vecinos– que han decidido declararles la guerra asaeteándolas con unas flechas de unos 10 centímetros de largo lanzadas con una ballesta de reducido tamaño, pero no de juguete, capaz de lanzar las flechas con una importante potencia a 10 metros de distancia. Este mismo jueves, dos palomas fueron detectadas y filmadas en el entorno de la ikastola de Muskiz con sendos dardos clavados en su cuerpo sin que parezca que les haya afectado órganos vitales. Quien no tuvo tanta suerte fue otra paloma que apareció muerta en el interior de uno de los portales del barrio a la que, según denuncia la asociación Lagun Izan, "pudieron atraer con comida para luego dejarla encerrada y bien matarla o dejarla para que en su afán por salir se golpeara contra los cristales hasta morir".

Este nuevo episodio de maltrato animal se produce además, una semana después de que la Policía local de Muskiz anunciase en una hoja informativa repartida en varios portales del barrio, la apertura de una investigación "al tener conocimiento del maltrato recibido por algunos de estos animales, o los que se habría causado graves heridas o la muerte con la utilización de algún arma de tipo ballesta". Una práctica que denunció DEIA el pasado 22 de noviembre y que ha motivado una clara reacción social y política hasta el punto de que el grupo municipal de Elkarrekin Podemos solicitó la creación de la figura del "mediador vecinal" adscrito a la policía municipal para, entre otros abordar este tipo de conflictos. "Sabemos que las palomas pueden ser sucias y que pueden molestar a algunas personas pero lo mismo que se toman medidas civilizadas con los perros o los gatos callejeros no podemos dejar a estos animales sujetos a estas prácticas inhumanas", señalaron desde Lagun Izan. Cabe recordar, tal como hizo la policía en su escrito fechado el pasado 4 de diciembre que "el articulo 337.1 del Código Penal castiga con la pena de tres meses a un año de cárcel a los que por cualquier medio o procedimiento maltraten injustificadamente a los animales".

Del mismo modo la jefatura policial de Muskiz recuerda que la Ordenanza Reguladora de la Tenencia y Protección de Animales del Ayuntamiento de Muskiz", en su articulo 10.2 establece la prohibición de "facilitar alimento en la vía pública y solares a aves, perros, gatos, y demás animales vagabundos. Las sanciones económicas por incumplir esta normativa podrían oscilar entre 750 y 3.000 euros".

Por todo ello, la problemática existente en este barriada a cuento de la proliferación de palomas y las consiguientes molestias y la existencia de acciones consideradas como maltrato animal, la Policía local avisa que va a proceder a intensificar el control "de ambos tipos de comportamientos, sancionando de manera contundente y de acuerdo a la normativa expuesta, a todo aquel que lo vuelva a protagonizar. Para llevarse bien, no se necesitan las mismas ideas, se necesita el mismo respeto", subraya la Policía.