El plan fabril creará 345 puestos para desempleados

La inversión alcanzará los 3,75 millones de euros, la mayoría aportados por Gobierno vasco y Diputación

22.07.2020 | 00:20
Los planes de empleo son una herramienta vital para crear puestos de trabajo.Foto: Miguel A. Pardo

Barakaldo – La creación de empleo siempre es una prioridad, pero más si cabe en la situación actual. Para subir a la rueda del empleo a aquellas personas que, por desgracia, no cuentan con un puesto de trabajo, los planes de empleo son una herramienta muy importante. En este sentido, el Ayuntamiento de Barakaldo anunció ayer que creará en la localidad 345 puestos de trabajo mediante la puesta en marcha de diversos programas que requerirán una inversión de 3,75 millones de euros, un montante que será aportado, en gran parte, por el Gobierno vasco y la Diputación Foral de Bizkaia.

Así las cosas, las actuaciones a desarrollar a través de la Agencia de Desarrollo Local, Inguralde, girarán en torno a tres ejes. Por un lado, se trabajará para fomentar la contratación de personas desempleadas que cuenten con dificultades de inserción laboral; por otro, se incentivará la contratación ofreciendo ayudas a las empresas y, por último, también se hará hincapié en la formación y la orientación para facilitar la búsqueda de trabajo entre la ciudadanía. "Para acometer estas iniciativas, se recurrirá a programas habilitados en materia de empleo tanto por Lanbide –dependiente del Gobierno vasco– como por la Diputación Foral de Bizkaia, así como a recursos municipales. En concreto, podríamos recibir alrededor de 3,5 millones de euros en ayudas de otras instituciones, mientras que otros 250.000 euros saldrán de fondos municipales", precisó Juan Antonio Pizarro, edil de Empleo, Cohesión Social y Gestión de la Diversidad del Ayuntamiento de Barakaldo.

Si el proyecto que ha perfilado la institución local saliese adelante tal y como lo ha planificado, los próximos planes de empleo barakaldarras generarían 200 nuevos puestos de trabajo a través de las contrataciones temporales directas que haría el Ayuntamiento. Además, otras 75 personas de la localidad con dificultades de empleabilidad lograrían un empleo a través de las convocatorias de ayudas a empresas para fomentar la contratación de barakaldarras. Por último, se asesorará y reorientará laboralmente a setenta personas que, hasta la llegada de la pandemia trabajaban en sectores a los que el covid-19 ha azotado con especial virulencia. "Los programas de empleo requieren de un importante esfuerzo de planificación y gestión. Por eso, quiero agradecer la labor que está desempeñando el personal técnico de Inguralde y, sobre todo, su departamento de Empleo", destacó Pizarro.

De esta manera el Ayuntamiento de Barakaldo busca minimizar todo lo que sea posible el impacto que la pandemia ha tenido en la creación de empleo, algo en lo que la localidad de Ezkerraldea no ha sido una excepción. "La situación de muchas familias se ha complicado por la pandemia. Ha aumentado el desempleo y estas iniciativas tratan de poner su granito de arena para recuperar el mercado de trabajo a través de la colaboración interinstitucional", concluyó Pizarro.

En corto

345 personas. El Plan de Empleo fabril facilitará el acceso a un puesto de trabajo a 345 personas de la localidad. Se realizarán 200 contrataciones directas, mientras que otros 75 puestos de trabajo se generarán mediante ayudas a la contratación. Por último, se ofrecerá orientación laboral a setenta personas.

3,75 millones. Estas actuaciones requerirán una inversión de 3,75 millones de los que 3,5 millones serían aportados por el Gobierno vasco y la Diputación, mientras que los 250.000 euros restantes los aportará el Consistorio fabril.

noticias de deia