Bajan un 60% las familias derivadas al Banco de Alimentos de Barakaldo

Los Servicios Sociales han enviado a menos vecinos a este recurso, la primera vez desde la crisis

04.07.2020 | 00:16
El Banco de Alimentos llegó a atender a 836 familias fabriles durante el confinamiento.

A pesar de todo, hay algún motivo para mirar al futuro con una pizca de optimismo. Si el primer síntoma de la crisis económica que prosiguió a la crisis sanitaria fue el importante crecimiento de familias barakaldarras que tuvieron que recurrir al Banco de Alimentos, ahora, tres meses y medio después, el número de usuarios de este recurso ha bajado por vez primera. En este caso, ha sido una bajada importante, puesto que el descenso de familias que los servicios sociales derivan al Banco de Alimentos ha sido del 60%, lo que hace que, actualmente, las entidades Hay Una Esperanza para Ti y Nuestra Señora del Carmen atiendan a 335 familias. "Esta reducción de familias derivadas se debe principalmente a que las familias han ido reanudando su actividad laboral, recibiendo los ERTE, el paro, reanudando el trabajo o se les ha derivado al servicio de Tarjetas Monedero, que impulsamos durante la crisis para facilitar la compra de alimentos básicos a las familias", desgranó Mikel Antizar, concejal de Acción Social del Ayuntamiento de Barakaldo.

Las solicitudes de ayuda a los bancos de alimentos se dispararon con el decreto de estado de alarma y el confinamiento, que dejó a muchas familias sin ingresos. En el momento más duro y difícil del confinamiento, el número de solicitudes para recibir alimentos y productos básicos creció hasta las 836 familias. Todo ello hizo que las dos entidades que colaboran en Barakaldo con el Banco de Alimentos de Bizkaia llegasen al límite de su capacidad de ofrecer ayuda y fuesen un poco más allá si cabe. Todo ello hizo necesario que incrementase la cantidad de alimentos y productos que debían adquirir tanto Nuestra Señora del Carmen como Hay una Esperanza para Ti. Para ello, el Ayuntamiento de Barakaldo reforzó con 90.000 euros extra las ayudas que ofrece a estos dos colectivos para que se incluyesen productos frescos en los lotes repartidos. Por otra parte, las donaciones de empresas y particulares también fueron una parte importante para que estas entidades pudiesen dar respuesta a la avalancha de familias necesitadas que acudían a solicitar ayuda.

El Banco de Alimentos no ha sido el único recurso con el que ha contado Barakaldo para tratar de hacer frente a esta crisis económica. En este sentido, el Consistorio barakaldarra puso en marcha el proyecto de la Tarjeta Monedero, unas tarjetas en las que el Ayuntamiento cargaba, cada mes, un saldo de entre 200 y 300 euros para que las familias pudiesen comprar productos básicos en una cadena de supermercados con la que el Consistorio alcanzó un acuerdo de colaboración. De esta manera, desde la institución local se ofrecía una ayuda muy necesaria a las familias más desfavorecidas de la localidad, se garantizaba su alimentación básica y todo ello se hacía de una manera discreta. En total, a lo largo del estado de alarma hicieron uso de esas tarjetas monedero 578 familias que, así, han visto cómo podían acceder a productos de primera necesidad.

868 expedientes de ayuda
 

Sin duda alguna, las ayudas sociales son, ahora más si cabe, una herramienta indispensable para tratar de que nadie se quede atrás en esta delicadísima situación. Por ello, en este tiempo el Ayuntamiento de Barakaldo ha tramitado 868 expedientes de ayudas sociales. Una cifra que, posiblemente, continúe creciendo en meses venideros, puesto que la solicitud de estas prestaciones estará abierta hasta el 4 de noviembre. "El Ayuntamiento continúa dando citas y atendiendo demandas prioritariamente a través de correo electrónico y teléfono, pero también se atienden citas de forma presencial siempre que sea necesario", concretó Mikel Antizar.

noticias de deia