Se reanuda la obra del bidegorri Santurtzi-Zierbena

Esta semana se ha vuelto a trabajar tras más de mes y medio de parón en este proyecto foral

09.05.2020 | 00:21
Las obras de creación del bidegorri que unirá Santurtzi y Zierbena se han reanudado.

Santurtzi – La pandemia del covid-19 ha hecho como si el tiempo se hubiese parado. Solo hace falta mirar a tablones de anuncios para percatarse de que, durante casi dos meses, el mundo exterior se ha parado. Las obras de creación del bidegorri entre Santurtzi y el puerto de Zierbena no han sido ajenas a ese parón generalizado y no ha sido hasta esta semana cuando se han retomado los trabajos que se interrumpieron el pasado 14 de marzo con la declaración del estado de alarma.

Desde esta semana, las máquinas y operarios han vuelto a trabajar en estas obras que tendrán como fruto que Santurtzi y Zierbena tengan un carril bici que les una. Este bidegorri ya ha tomado color y discurre paralelo a la N-639. Lo cierto es que los trabajos estaban muy avanzados, en su fase final cuando la pandemia obligó a que se parase este proyecto en el que la Diputación Foral de Bizkaia ha invertido 1,25 millones de euros. Pese a todo, la vuelta a los trabajos no se ha llevado a cabo con completa normalidad. Y es que, con motivo de la Fase 0 de la desescalada en la que se encuentra Bizkaia hasta este lunes, ha sido necesario delimitar la muga entre Santurtzi y Zierbena para evitar que se incumpla la norma de no pasar de un municipio a otro que estableció el Gobierno central en estos primeros compases de la desescalada. De este modo, además, se ha buscado facilitar la realización de los trabajos por parte de los operarios.

Sin duda alguna, este parón supone un retraso importante en estos trabajos que supondrán una importante mejora en la red ciclable de la localidad marinera. Con este proyecto y el del bidegorri que unirá la zona santurtziarra de El Villar y Sanfuentes, iniciativa en la que el ente foral ha invertido 1,8 millones, la localidad marinera verá saldada una reivindicación histórica; contar con una conexión con la red de bidegorris de Bizkaia.

Una actuación integral El de la creación de un bidegorri entre Santurtzi y el puerto de Zierbena es un proyecto que va mucho más allá de dar forma a un carril bici en esta zona que es una ventana hacia el superpuerto, equipamiento que se alza entre la localidad marinera y el municipio galipo. Y es que, además de la creación de este carril bici que tiene una longitud aproximada de tres kilómetros, los trabajos servirán para adecuar la N-639 y su entorno hacia la realidad actual. En este sentido, en el marco de este proyecto se han llevado a cabo diversas medidas en la carretera nacional. La primera de ellas ha sido la creación de tres pasos de peatones sobreelevados para, de este modo, facilitar el tránsito de peatones por esta zona limítrofe entre Santurtzi y Zierbena y que, tradicionalmente, ha sido una zona de paseo tanto para santurtziarras como para galipos. Otra de las medidas adoptadas con el propósito de reforzar la seguridad en este vial ha sido la reducción de la velocidad máxima en este tramo hasta los 50 kilómetros por hora. Con estas medidas de calmado de tráfico se pretende también adecuar este punto de la N-639 al índice de uso que tenía antes de que la pandemia lo parase todo, cuando circulaban por este punto menos vehículos que antaño. Finalmente, para poder crear este nuevo bidegorri, también ha sido necesario cambiar el eje de la carretera para generar el espacio que requería el carril bici.

en corto

Reanudación. Esta semana se han reanudado los trabajos de creación de un bidegorri entre Santurtzi y el puerto de Zierbena. Las obras, que estaban en una fase muy avanzada, tuvieron que pararse a mediados del mes de marzo con motivo de la declaración del estado de alarma con motivo de la pandemia del coronavirus.

Tres kilómetros. El bidegorri Santurtzi-Zierbena tendrá una longitud de tres kilómetros. Para hacerlo posible ha sido necesario cambiar el eje de la N-639, vial junto al que discurrirá el nuevo carril bici.

1,25 millones. La Diputación Foral de Bizkaia ha invertido 1,25 millones en la ejecución de este proyecto que va mucho más allá de la creación del carril bici. Y es que los trabajos, además de la creación del bidegorri, incluyen la creación de tres pasos de peatones sobreelevados y la reducción de la velocidad máxima a 50 kilómetros por hora en la N-639. Con estas medidas de calmado de tráfico, este vial se adaptará a su realidad actual.

noticias de deia