Ezkerraldea

Barakaldo refuerza la vigilancia policial en Semana Santa

Salir a bañarse a las fuentes municipales es una de las 563 denuncias presentadas por incumplir el aislamiento

09.04.2020 | 00:08
Amaia del Campo

Pese a llevar más de tres semanas en estado de alarma por coronavirus, puede haber quien aún ose convertir estos días de Semana Santa en un periodo vacacional al uso, cuando lo cierto es que, como se ha dicho una y otra vez, la obligación es quedarse en casa para frenar el contagio del covid-19. Para tratar de evitar que haya algún barakaldarra que se salte el confinamiento, la Policía Local fabril reforzará la vigilancia de las calles durante estos días. "Tenemos que ser responsables ante la situación que estamos viviendo. No es de recibo que haya personas como hemos visto, que salen de casa para darse un baño en las fuentes de la ciudad y tratan de burlar a la Policía. Por ese motivo, vamos a extremar la vigilancia y sancionar a todas aquellas personas que consideran que no va con ellas la orden de confinamiento. Se trata de una cuestión de salud pública, responsabilidad y solidaridad con el resto de la ciudadanía, debemos ser responsables y protegernos los unos a los otros permaneciendo en casa", declaró Amaia del Campo, alcaldesa de Barakaldo.

Esta decisión fue adoptada el martes por la propia alcaldesa fabril junto a responsables policiales en la reunión diaria que mantienen para analizar la situación que se vive en el municipio en materia de seguridad.

La Policía Local de Barakaldo ha sancionado, desde que fue decretado el estado de alarma hace casi un mes, a 563 personas y ha detenido a siete por saltarse la obligación de recluirse en sus hogares. Esta cifra se ha visto incrementada en 123 denuncias respecto a la registrada hace doce días, cuando 440 barakaldarras habían sido denunciados en las dos primeras semanas de estado de alarma por incumplir el confinamiento. Esto quiere decir que, actualmente, Barakaldo pone una media de diez multas diarias por este motivo y que, en principio, la ciudadanía es cada vez, más consciente de lo importante que es quedarse en casa.

Pese a todo, cabe destacar en este sentido que en los últimos días ha crecido el número de quejas y avisos de vecinos que han detectado una mayor presencia de personas en las calles, lo que puede ser un síntoma de que la ciudadanía recurre más a la Policía ante posibles actitudes incívicas del resto o un ligero relajamiento en las medidas de confinamiento entre algún sector de la población. Así las cosas, la Policía Local redoblará esfuerzos para que los días festivos no sean excusa para incumplir las obligaciones.