El Arroletza se prepara para su gran día

04.02.2020 | 06:21
Centenares de personas se citan cada año

Centenares de personas subirán mañana al monte para celebrar la fiesta de Santa Águeda

Barakaldo - San Vicente es el patrón de Barakaldo, un municipio cuyas fiestas principales son las que honran a la Virgen del Carmen, pero, sin duda, cada 5 de febrero es una jornada muy especial en la localidad con motivo de la celebración de la festividad de Santa Águeda. Mañana no será excepción y como ocurre cada 5 de febrero, centenares de personas llegadas desde Barakaldo y de otros municipios del entorno subirán, paso a paso por las dos vertientes del monte Arroletza para llegar hasta la ermita de Santa Águeda para cumplir esta tradición que data desde tiempos inmemoriales. Será en las inmediaciones del templo donde se unirán los caminos de quienes decidan subir el Arroletza desde Gurutzeta y quienes decidan hacerlo desde Kastrexana y, como no podía ser de otra forma, ese será el epicentro de una celebración que está arraigadísima en la localidad fabril.

Como toda jornada especial que se precie, en el entorno de Santa Águeda habrá actividades y elementos especiales a lo largo de la jornada de mañana. El movimiento y la actividad empezará desde muy pronto. No en vano, los puestos más madrugadores de esta cita abrirán a las 07.00 horas. En esta ocasión, habrá una treintena de puestos que acercarán a las personas que suban a Santa Águeda productos como pastel vasco, queso, las tradicionales rosquillas, cordones de San Blas, chacinería, talo y txakoli, entre otros. Sin duda, según vaya avanzando la mañana, irá tomando temperatura esta jornada tan especial para los barakaldarras. En este aspecto, los horarios de las misas que se celebren en la ermita marcarán el ritmo de esta jornada. Así las cosas, el primero de los oficios del día tendrá lugar a las 10.00 horas, pero esta no será la única oportunidad que tengan los creyentes de honrar a Santa Águeda, ya que las misas se repetirán a las 11.00, las 12.00 y las 13.00 horas.

Pero la fiesta no terminará ni mucho menos cuando se oficie la última de las misas que habrá en la ermita. Una prueba de ello es que está previsto que la treintena de puestos que se colocarán a lo largo de la subida hasta el templo estén abiertos hasta las 22.00 horas. De esta manera, quienes así lo deseen y puedan, podrán pasar todo el día en el Arroletza disfrutando de una tradición que, pese al paso de los años, es de obligado cumplimiento para muchos barakaldarras. En esta ocasión, el tener movilidad reducida no será una barrera para poder subir a Santa Águeda, ya que el Consistorio fabril ha habilitado un servicio de taxi para este colectivo que funcionará de 09.00 a 14.00 horas. Este servicio también estará en funcionamiento el próximo domingo cuando se celebrará la tradicional jornada de repetición de esta fiesta que forma parte del ADN de Barakaldo.

noticias de deia