En sentido circulatorio hacia Balmaseda

El estado de la fachada de Plomos obliga a cortar un carril de la BI-3651

La Diputación, titular de la vía, actuará en el sentido de la circulación de Zalla a Balmaseda

01.02.2020 | 06:21
La fábrica abandonada se encuentra a la altura del núcleo urbano de La Herrera.

Zalla - Para evitar que el abandono de la antigua fábrica de Plomos se convierta en un riesgo para vecinos de La Herrera y conductores que circulan por la BI-3651 la Diputación de Bizkaia, titular de la carretera, va a proceder a cortar el carril en el sentido circulatorio hacia Balmaseda.

El Ayuntamiento de Zalla ha compartido la información facilitada desde la institución foral, según la cual "los técnicos aprecian un riesgo manifiesto de que diferentes elementos pertenecientes a la fachada y estructura pudieran estar afectados". En tal caso "su caída supondría un riesgo para la funcionalidad de la vía y la seguridad de los usuarios", lo que aconseja tomar medidas preventivas.

Por esa razón, "se va a proceder al corte del carril sentido Balmaseda-Zalla, la colocación de una barrera de hormigón y una pantalla metálica para preservar la zona de seguridad, se regulará el tráfico mediante semáforos y se habilitará un itinerario peatonal seguro mediante la implantación de dos pasos de peatones y un pasillo en la margen derecha de la carretera", añaden desde el Consistorio encartado.

El Ayuntamiento de Zalla "está llevando a cabo las gestiones oportunas para que el propietario de las instalaciones realice la actuaciones necesarias para que la fachada y estructura dejen de representar un peligro para los usuarios a la mayor brevedad posible y en su caso realizarlo de forma subsidiaria en cuanto los plazos legales se lo permitan".

El estado de las instalaciones de la antigua Pealsa representa un quebradero de cabeza para el propio Ayuntamiento y vecinos de la zona, que reclaman un itinerario seguro para caminar, por ejemplo, a la parada de la línea de Bizkaibus entre Bilbao y Balmaseda.

Ya en 2012 alertaron de la aparición de un camión en las inmediaciones que, al parecer pretendía llevarse maquinaria del interior cuando el Gobierno vasco buscaba los propietarios para descontaminar los terrenos donde se asienta el edificio. - E. Castresana

noticias de deia