Gordexola

El menú social de la huerta

Gizartelur, un proyecto ligado a Cáritas, siembra 16.000 metros cuadrados en Gordexola. El cultivo y la venta de los alimentos proporcionan empleo a personas en riesgo de exclusión

18.12.2019 | 11:19
Asier Odriozola y Hassan Mennach muestran algunos de los productos de temporada que se pueden encargar a la entidad dependiente de Cáritas Bilbao. Foto: E. Castresana

Gizartelur, un proyecto ligado a Cáritas, siembra 16.000 metros cuadrados en Gordexola

No le exigen a la tierra más de lo que puede dar para multiplicar la producción, sino que las reservas se basan en los alimentos de temporada. Pero más allá de predicar con el ejemplo de que abastecerse del suelo más próximo redunda en la calidad de la cesta de la compra, Gizartelur repercute en las personas en riesgo de exclusión que disponen de un trabajo gracias a este proyecto de cultivo ecológico unido a Cáritas Bilbao, con ramificaciones sociales y sede en Gordexola.

Una encíclica del Papa "en la cual abordaba la importancia del cuidado de la tierra y la riqueza que emana de ella" sembró la semilla que acabaría dando vida a los objetivos de Gizartelur cuando Cáritas Bilbao "recibió el mensaje, planteando la puesta en marcha de un agente de desarrollo local con vistas a generar una actividad económica que se traduzca en la creación de empleo" y la ayuda a los más vulnerables, explica Asier Olaizola, una de las personas que gestiona las instalaciones.

Recogieron el testigo de otro proyecto previo "denominado Soroan ere Ondoan, que promovía huertos de autoconsumo" para desarrollar otra fase detrás del antiguo colegio de San José, en el barrio de Zubiete. Actualmente allí se encuentra una de las sedes de la Fundación Gizakia: la comunidad terapéutica para el tratamiento residencial de personas con adicciones. En sus terrenos exteriores plantan "16.0000 metros cuadrados de huertos" en una iniciativa que también persigue "favorecer el relevo generacional" en el sector agro ganadero de Enkarterri: "15.000 en una parte y mil en otra", De ellos en la temporada de otoño-invierno dedicamos mil a calabaza, 400 a frambuesas, 1.400 a patatas de secano, 200 a fresa o 500 a plantar tomates de invernadero". También obtienen "melón, sandía, pimientos de asar, de Gernika, italianos, del piquillo, de padrón, guindilla, berenjena, pepino, puerros, alcachofa, acelga, remolacha, lechuga, zanahoria de siembra directa, vainas y alubias y frutales que nos ceden los vecinos de la zona, a los que estamos tremendamente agradecidos". Otra línea de venta abarca "crema de calabacín, salsa y mermelada de tomate y zumo de manzana, entre otros". A corto plazo planean añadir "garbanzos y lentejas".

Empezaron a cultivar en marzo y "comercializamos desde mayo atendiendo tres tiendas ecológicas de Bilbao, un supermercado de Gordexola, una frutería de Sodupe y, próximamente, otro establecimiento ecológico en la capital". Además, han establecido puntos de entrega y reparto a consumidores particulares en "Basauri, Bilbao, Cruces, Getxo y Enkarterri" y acuden a ferias de la comarca que les permiten darse a conocer cara a cara, como Gangas Eguna.

A la carta El mecanismo para formalizar los pedidos es sencillo. Todas las semanas publican un post en la red Linkedin en la que detallan los alimentos disponibles y los clientes interesados pueden escribir un correo electrónico a la dirección biozaki@caritasbi.org concretando qué tipos de alimentos desean o bien suscribirse a un teléfono móvil que facilitan desde la propia entidad. En estos primeros compases compartieron sus avances e inquietudes en el bootcamp agroalimentario que Enkarterrialde organizó en Balmaseda.

Gizartelur ya proporciona empleo a tres personas en Gordexola "mientras que al mismo tiempo existe un taller prelaboral con hasta diez participantes que se imparte los martes, jueves y viernes entre las 9.00 y las 14.00 horas con un monitor" que les enseña a aprovechar los recursos con los que provee la naturaleza y reiniciar el ciclo.