ezkerraldea

Muskiz llena San Juan de propuestas sostenibles

El componente ambiental refuerza la aceptación de la feria de caza y pesca

09.02.2020 | 16:00
Decenas de niños tomaron parte activa ayer en los talleres de primeros auxilios. Fotos: E. Z.

El componente ambiental refuerza la aceptación de la feria de caza y pesca

Muskiz - La XIII edición de la feria de caza, pesca y medio ambiente de Muskiz concitó ayer el interés de varios cientos de ciudadanos del Bilbao Metropolitano que se acercaron a las campas de San Juan para disfrutar de un variado programa en el que los más pequeños gozaron de un espacio relevante con propuestas de gran aceptación. Escuela de pesca sin muerte, clases prácticas de pesca en látigo, exposición de diferentes razas de perros de caza -poco habituales en las calles-, escuela de cocina saludable -¡el tomate también se puede comer crudo no solo triturado y en bote!- e incluso un ameno cursillo para quitar el miedo al desfibrilador y ayudar a alguien a superar una parada cardiorespiratoria o un atragantamiento fueron algunas de las actividades en las que los niños pudieron participar. Además, claro está, de la posibilidad de poner a prueba su pulso y puntería en diversas modalidades de tiro como el arco o el tiragomas que en la categoría de adultos recibió este año a una nutrida representación de un club asturiano del gomeru, como se denomina en el principado.

La feria también contó este año con alicientes para disfrutar en familia, como la exhibición que llevó a cabo la unidad canina de la Ertzaintza. Levantó grandes aplausos de la concurrencia al ver las dificultades que son capaces de superar los canes de este cuerpo policial, especialmente en su trabajo para solventar obstáculos que, incluso para un humano, se antojan difíciles, como trepar y descender sobre un andamiaje metálico en el que los perros ven el vacío que se abre bajo sus patas y que en condiciones normales rechazan de plano.

Txakoli Si los pequeños tuvieron propuestas para divertirse, los adultos que ayer se acercaron a la feria -organizada por el Club Arraintxori con el apoyo del área de Medio Ambiente del Consistorio minero- tampoco desdeñaron los escenarios previstos, desde las casetas con productos relacionados con la caza y la pesca, la taxidermia, la artesanía e incluso los productos agrícolas de temporada.

Además, para recuperar y potenciar la tradición del txakoli, en la feria se pudo degustar txakoli de diferentes bodegas de Bizkaia, con la celebración del Txakoli Eguna en el que tomaron parte productores de la denominación de origen Bizkaiko Txakolina con caldos de 16 bodegas y se pudo disfrutar de una exposición fotográfica que muestra los procesos y paisajes de las bodegas de Bizkaia. A las 12.30 horas se llevó a cabo una cata con maridaje ecológico acompañada por pintxos elaborados por el restaurante Ibaialde de Pobeña a cargo del sumiller Víctor San Miguel que congregó a una treintena de personas.

En la feria muskiztarra estuvo también la asociación Rediseñando Muskiz, que ha elaborado una propuesta vecinal para su incorporación al PGOU que pretende crear una laguna "artificial", a modo de vaso de expansión abierto, en la zona verde situada entre el campo de fútbol del Malecón y el crucero del barrio de San Martín.