Diputación restaurará la ermita de Santa Ana

El edificio zallarra del siglo XVII está vallado para proteger a los senderistas. Está previsto que los trabajos duren tres meses y cuesten más de 100.000 euros

09.02.2020 | 12:14
La ermita de San Ana tiene cuantiosos daños que afectan a la estructura. Foto: Elixane Castresana

Está previsto que los trabajos duren tres meses y cuesten más de 100.000 euros

Zalla - Un vallado rodea el edificio, cuyo pórtico se ha desplomado cerca de una zona frecuentada por senderistas que buscan la tranquilidad del área recreativa de Bolumburu. La ermita zallarra de Santa Ana, erigida en el siglo XVII y recogida como Bien Cultural Calificado con la categoría de Conjunto Monumental del Camino de Santiago, precisaba de una rehabilitación urgente para la cual la Diputación ya dispone de proyecto, realizado por los arquitectos Matxalen Acasuso y el estudio Maruri Arkitektura, que contempla una inversión de 114.947 euros y un plazo de ejecución de las obras de tres meses.

El informe, con fecha de 25 de mayo de 2017, de dos técnicos del servicio de Patrimonio Cultural de la Diputación constató cuantiosos daños: carcoma que afecta a la estructura y vigas del porche, rotura y desplazamiento de tejas, lo que ha provocado la entrada de agua y deterioro de las basas de apoyo de los postes. El estado del edificio empeora en la cubierta, con vigas partidas y humedades. Además, el 80% de las tejas precisan ser sustituidas. Desde casi toda su superficie se producen fugas de agua al interior de la ermita y la campana y el pináculo derecho del campanario han desaparecido. Dos grietas verticales se observan en las fachadas sur y este y una de las dovelas del arco de entrada se ha movido.

Partiendo de esta situación, el documento propone sustituir la estructura principal del porche y aplicar un tratamiento frente a la carcoma, aunque aconseja realizar una valoración para estudiar las posibilidades de recuperación. También habría que instalar un canalón, reemplazar las bases de apoyo de los postes y las tejas dañadas y reproducir la campana. La cubierta principal debería ser desmontada por piezas para analizar cuáles podrían recolocarse, así como eliminar una estructura de refuerzo instalada posteriormente, con el objetivo de recuperar la disposición original. Dentro de la ermita, se prevé demoler el falso techo existente en la sacristía, sanear las faltas y apuntalar el arco, entre otras actuaciones. De acuerdo con responsables de la Diputación se apuesta por reemplazar totalmente las cubiertas y acondicionar una recogida de aguas, eliminar el falso techo, reparar las grietas de los muros y la puerta de acceso recolocando la sillería y repasar parcialmente el raseo de las fachadas para acabar con las humedades. En todo momento, preservando los elementos originales en la medida de lo posible.

Patrimonio histórico Frente a la ermita de Santa Ana, fundada alrededor de 1610, se levanta la casa torre de Bolumburu, del siglo XV, vinculada al edificio religioso. Completan el conjunto monumental del pulmón verde de Zalla los vestigios de una ferrería y un molino posteriores que se nutrían de la fuerza del río Kadagua. No muy lejos de Bolumburu se puede llegar a pie a los vestigios del palacio y capilla funeraria del linaje Urrutia, en La Mella, también en la ruta del Camino de Santiago y que también van a ser consolidados para frenar su estado de abandono, lejos de la etapa de esplendor del siglo XVII, cuando este camino de La Herrera se consideraba zona de paso imprescindible del comercio y demás actividades entre Balmaseda y Castro Urdiales. El paseo puede continuar hasta la casa torre de Terreros, una de las edificaciones de este tipo mejor preservadas de Enkarterri.